Patricia de Arriaga, subdirectora general de Pictet AM, analiza la situación del mercado de renta fija. Estamos, nos dice, en un momento muy complicado de asignación de activos. 



La rentabilidad de la RF está decreciendo. ¿Cuánto prevén ustedes que puede durar este ciclo?
“Toda la parte de ciclo bajista la hemos superado siempre. Teóricamente deberíamos estar ya iniciando un periodo de normalización de los tipos de la deuda. Son mercados donde hay una intervención de los bancos centrales, las rentabilidades están anormalmente bajas…y esperamos ver ‘la luz’ en Estados Unidos en primer lugar.”

¿Qué oportunidades de inversión en RF ve en USA? ¿En qué parte de la curva?
“Todas estas noticias acerca de que el QE se termina llevan perforando el ánimo de los inversores desde agosto del año pasado. La curva norteamericana ha sido la única que ha anticipado una normalización de los tipos de interés en todo el mundo.

Tácticamente invertiríamos en la parte larga de la curva que es la que más ha corregido”.

En Europa, ¿también invertirían en la parte larga de la curva?
“Mientras sigan persistiendo los riesgo deflacionistas sigue ofreciendo un panorama de tipos de interés reales. Hay que tener en cuenta que la curva de tipos alemana a cinco años está en negativo. Lo haríamos muy tácticamente”.

¿En mercados emergentes ven alguna oportunidad en RF?
“Hablamos de deuda de países emergentes denominada en dólares. La gente ha percibido que este segmento de deuda emitida en dólares era más segura que la emitida en divisa local. Tuvo razón y hubo rentabilidades.

La deuda emergente en moneda local con un entorno de medio plazo creemos que es la apuesta que nos va a ofrecer una rentabilidad más sustantiva por encima de cualquier otra deuda”.

En deuda corporativa ¿qué calidades crediticias prefieren?
“El mercado está un poco más saturado. La gente en un entorno de tipos de interés bajos es muy susceptible. Se emitido mucho high yield. Los niveles de spread son muy estrechos y cualquier noticia negativa puede hacer que empiecen a tensionarse. A nivel defensivo intentaríamos meternos en investment grade de emergentes, con emisiones de primario y volúmenes importantes, siendo empresas interesantes, y seríamos algo más cautos con el high yield”.

¿Qué consejos aportaría para elaborar una cartera de renta fija?
“La asignación de activos en estos momentos es muy complicada. Necesitamos una cartera más flexible que fuera capaz de adaptar su asignación a un entorno cambiable. Hablamos de una gestión de retorno absoluto flexible. La renta fija es importante, no podemos salir de ella”.