David Galán, directo de renta variable de Bolsa General, analiza la situación técnica de Banco Santander en un gráfico ajustado por dividendos. 

Caída brutal cuando empieza la crisis a principios de 2008 que nos lleva desde niveles de 9 euros hasta por debajo de los 3. Posteriormente tiene una recuperación espectacular nuevamente hasta niveles superiores a los 9 euros, zona de importante resistencia para el medio-largo plazo.
En 2009, cuando termina el fuerte rebote forma una cuña ascendente con implicaciones bajistas y objetivo. Para el medio plazo la zona de importante resistencia son los 6 euros. Cada vez que rompe esta zona, se producen importantes caídas. Sin embargo, si rompiera con claridad esta zona sería importante. Como primer dato positivo tenemos la ruptura de la directriz bajista principal, que nace a principios de 2010, y está rebotando con fuerza tras la figura de doble suelo formada entre junio y agosto de 2012 y, cuyo objetivo eran los 6,10 euros, objetivo que ya se ha cumplido. Ha tenido una estructura de 3 impulsos alcistas. Esta semana ha cumplido la estructura bajista con impulso desde los 6,14 a 5,61, rebote hasta zona de Fibonacci y, al perder los mínimos del primer impulso, tiene que ir a buscar los 5,41 euros. Una vez cumplido este objetivo hay probabilidades de un giro y rebote.
Ahora estamos en la disyuntiva de si tendremos activación del tercer impulso bajista en caso de perder los 5,36 euros o ya toca un rebote. Si pierde los 5,36 euros tendríamos confirmación de figura de techo en niveles de 6,15. De momento, estamos en fase de rebote con resistencia en 5,81 y posteriormente 5,96 y 6,15-6,20. De ser superada esta última zona enfrentaríamos una resistencia fuerte que, si rompería, por fin tendría un tramo alcista de importancia.