Los problemas de la desaceleración en EEUU podrían ser aún un síntoma estacional dentro de un ciclo expansivo o un verdadero problema de fondo.

Existe una situación de desaceleración en EEUU que entra dentro de un marco de pérdida de fase dentro de un ciclo expansivo aunque hay factores de riesgo que ponen en peligro ese ciclo, señala Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter.

Entre estos factores de riesgo encontramos la situación europea no sólo en Grecia, sino también en Portugal y en Irlanda. Irlanda, por su lado ha mejorado su posición relativa y probablemente sea un tema recurrente, sin embargo Portugal es todo lo contrario señala el experto. Cada vez tiene más posibilidades de unirse a Grecia. Esta situación está dejando entrever que los estados no son capaces de resolver nuestros problemas.

Además en EEUU tenemos el problema de la elevación del techo de deuda. Salvando los detalles creo que esto en dos o tres semanas estará arreglado pero vamos agotando fechas que son clave. El problema en realidad es el ritmo de cómo se soluciona más que la solución que es bastante segura.

Además la recuperación del sector inmobiliario ha sido un espejismo y por otro lado la recuperación del empleo está costando mucho más de lo que en principio se podría esperar. Por lo tanto yo dudo si esa desaceleración es un tema de fondo o una mera situación estacional, señala Forcada.

En cuanto al Tax Holiday del que se habla en EEUU el experto considera que son medidas que la economía americana necesita para revigorizarse y hay dos de ellas que llaman la atención. Una es esta que trata de repatriar PIB y volverlo transparente y el otro movimiento es si va a haber una regularización de inmigrantes, lo que elevaría la población activa del país y permitiría aflorar parte de la economía sumergida.

Lo cierto es que el orden de problemas que debería atajar Obama según señala Forcada es deuda, fiscalidad e inmigración.

Ramón Forcada no vacila al afirmar que “está totalmente descontada la subida de tipos en el seno del BCE”. No hay duda de que vayan a subir tipos hasta el 1,50. Pero la clave estará en el mensaje, en la vigilancia sobre la inflación, lo que nos haría pensar que no va a haber otra subida de tipos durante el año”.

De hecho, ésta no será la última subida, apunta el experto: “Trichet tiene que irse subiendo tipos y, el señor Draghi, que le releve en el puesto, debe incorporarse haciendo, al menos, una subida de tipos a 1,75 para finales de año. Luego, el BCE, entre finales de 2012 y 2013, subirá tipos hasta el entorno del 2-2,5. Aunque todo esto depende de cómo de rápida y compleja sea la solución para Grecia, Irlanda y Portugal que, en nuestra opinión son defaults, sobre todo en el caso griego., y de cómo reaccione la economía europea a nivel de crecimiento y creación de empleo. Si los desenlaces son más o menos rápidos y aceptables y el crecimiento tangible, quizás se animen más a subir tipos. Si no, recibirán presiones políticas muy fuertes para no hacerlo”, dice Forcada.

En el caso de la salida a bolsa de Día el experto señala que en su informe del dñía que salió a cotizar la pusimos en vender y es que el punto de inicio de cotización es bastante caro por ello pensamos, señala el experto, que un precio razonable está en los 3 euros ya que intentarán sujetar este precio; aún así por multiplicadores la compañía nos sale cara y es que es una compañía que está demasiado expuesta a España. Por valoración le ponemos un precio entre 1,90 y 2,30 euros.

En cuanto a Caixabank el experto señala que es un ejemplo distinto a pesar de que el mercado valore con cautela el hecho de que pertenece al sector bancario y encima expuesto a España. A pesar de ello el cambio de caja a banco ha sido ejemplar y no tiene las incertidumbres que tienen otros.

Iberdrola renovables abandona el Ibex 35 y deja su sitio para posibles candidatos. Entre ellos el experto señala valores como Bankia en un futuro o Día y que hay que esperar ya que es un cambio sobrevenido y no son fechas para tomar decisiones. Creo que es razonable esperar a ver como se comportan estas dos compañías aunque es razonable pensar que son las candidatas más firmes.

La estrategia de inversión del verano pasa por estar protegidos este verano antes que tratar de acertar ya que hay demasiados frentes abiertos. Hay que reducir mucho la exposición en bolsa; pero si queremos probar suerte las recomendaciones del experto pasan, geográficamente por Alemania y por sectores por lujo como L´Oreal o Louis Vuitton. También podríamos invertir en volatilidad.