Repaso con Carlos Ladero, analista de Estrategias de Inversión, a la situación por la que atraviesa la banca española el mismo día en que se han dado a conocer los datos sobre la reforma financiera presentada por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en Consejo de Ministros.

¿Qué valoración realiza de la tanda de resultados bancarios de este primer mes del año?
“Los resultados bancarios han sido un 30% menores que el año pasado. Lo cierto es que está todos en línea a falta de publicar Bankia, no hay ninguna sorpresa para bien ni para mal. Toca esperar a ver si realmente con las provisiones que les están demandando conseguimos tener una imagen realista de la banca española.”

España representa cada vez un porcentaje menor dentro del balance de los bancos, ¿en qué posición queda entonces la banca mediana teniendo en cuenta que Santander y BBVA van saliendo poco a poco de nuestro país?
“El sistema financiero español se había quedado muy atomizado por la cantidad de cajas que había. Obviamente Santander y BBVA preveían que esto podía pasar y han decidido salir al exterior.

En cuanto a la banca mediana, al final lo que han dicho los bancos es “o nos dejamos comer o eres grande”. Sabadell y Popular están intentando ganar un poco de tamaño para no ser devorado por ninguna de las entidades que hay.

Creo que Bankia y Caixabank se fusionarán teniendo en cuenta que Bankia se ha quedado con prácticamente todos los SIF que había y su situación no es buena y debe pasar por la fusión con otra ex caja.

En el caso de Bankinter, se encuentra un poco en tierra de nadie. Hay rumores de que podría adquirirlo Crédit Agricole. Y Banca Cívica caerá también en manos de alguien, se rumorea que podría ser con el Popular o KutxaBank.”

¿Encontrarán algún problema en cumplir con las exigencias de la EBA?
“El plazo es antes del verano. Con la nueva reforma, las entidades que no puedan alcanzar el core capital tendrán que recurrir al FROB y cada préstamo tendrá que ser autorizado por el BCE.

Se hace mucho hincapié en que a los españoles no nos va a costar un duro y que las acciones del FROB están financiadas por las emisiones de deuda.”

¿Sobre qué puntos se basa la reforma financiera presentada por el Gobierno?
“Esta reforma no nos va a afectar ni a nosotros ni a la banca que tendrá que cumplir con el 8% exigido por el FROB por un periodo de dos años. Al final lo único que se hará es tratar de sacar un beneficio al diferencial ofrecido por el FROB. Afectará a bancos que se encuentran en una situación límite para intentar salir adelante.

Se hablaba también sobre que todas las compañías que acudan al FROB tendrán que limitar el sueldo de sus directivos hasta 500.000 euros anuales.”

¿Las convertibles y preferentes es la nueva vía de salvación para la banca?
“Si una empresa necesita recapitalizarse lo que hace es acudir al mercado, pero en este momento no es una situación propicia con lo que la banca ha recurrido a esta opción. El problema no son las convertibles ofrecidas por la banca puesto que era lo que ponía en la letra del contrato de convertibles. El problema lo están teniendo sobre todo las cajas porque no tienen acciones.”

La situación actual europea afecta al terreno de divisas. El yen y franco suizo se mantienen en máximos en su paridad con el euro y el dólar americano, pero ¿sus bancos centrales volverán a intervenir?
“El franco suizo ya está intervenido desde hace mucho tiempo en el 1,20. Hace dos días vimos el PMI manufacturero en Suiza por debajo de 50, lo que indica que el Banco Suizo ha frenado esa caída, pero obviamente algo tiene que hacer y el CHF tender en el corto plazo hacia el 1,25.”