Jaime Espinosa de los Monteros, presidente de Amper, analiza la situación actual de la empresa y las perspectivas de futuro en el marco del 10º foro Medcap.
¿Cómo está yendo el 2014?
Los números no son lo importante en la situación actual. Estamos reestructurando la compañía y saliendo de una situación realmente crítica. Para ello debemos reducir deuda de una forma sustancial y, para ello, hemos llegado a un acuerdo con el 86% de los bancos, lo que reduce nuestra deuda financiera en España de más de 120 millones de euros, a 30. El resto de la deuda se va a convertir en acciones. Y después también hemos encontrado un nuevo inversor, Slon Capital, para realizar una ampliación de capital por valor de 20 millones de euros. Gracias a esto vamos a poder empezar de nuevo a realizar nuestro negocio regularmente, que hasta ahora no lo habíamos podido hacer por falta de liquidez

¿En qué producto están centrando esta recuperación?
Nosotros tenemos un negocio principal de integración de redes, a través del cual damos un servicio multisectorial a los clientes, haciendo y manteniendo sus redes de comunicación. Ese negocio está creciendo, principalmente en Latinoamérica. Tenemos suficiente negocio para crecer con él, pero no lo hemos hecho por falta de financiación hasta ahora. Por ello, nuestro principal objetivo es reestructurar la compañía para hacer nuestro negocio.

Cisco y su intención de expandirse por Latam, ¿aportará el aire que necesita Amper?
Cisco es nuestro principal suministrador de equipos. Dada nuestra situación financiera de los últimos años, hemos pasado por una difícil situación con ellos, en la cual nos han cortado líneas de crédito en algunos países y hemos tenido que trabajar con ellos a través de intermediarios para que Cisco no asumiera el ‘riesgo Amper’. Ahora hemos negociado una nueva relación con ellos basada en el nuevo balance de la compañía, por lo que va a mejorar mucho y vamos a poder hacer más negocio y a mayor margen.

¿Cuáles son sus objetivos de cara a 2015?
Nuestro objetivo es tener un beneficio positivo en 2015. En 2014 estamos aun inmersos en una restructuración y, en la primera parte del año no ha entrado dinero, pero creemos que la segunda parte será mejor.