Ana Rafels, socia de Bolsacash, observa que “ACS experimentó una fuerte corrección desde mediados de 2007 hasta finales de 2008, cuando inició su recuperación en la que recobró más del 61,8% del movimiento bajista precedente, en la zona de 34,10 euros”.


Desde entonces “el aspecto técnico de ACS es fuerte y, aunque en el medio plazo ha estado haciendo una zona de lateralidad, ha demostrado su fortaleza superando la zona de 35,51”. Por ello, “mientras se mantenga por encima de los 35,51 euros creemos que será alcista”. En cambio, si romper a la baja “estaría poniendo en peligro la tendencia alcista de corto plazo y podría ir a buscar los 34,40 euros o, incluso más abajo”.

La estrategia sobre ACS pasaría por “esperar la ruptura de los 35,50 euros, aunque no abriríamos posiciones cortas hasta romper la zona de 34,40. Si también rompiera los 34,40, abriríamos cortos hasta los 31,76 euros y, en mayor plazo, los 30,40, poniendo un stop de pérdidas en los 35,50 y, para los inversores más agresivos, en la zona de los 35 euros”.