Mariano Rajoy niega que vaya a solicitar el rescate inminentemente, sin embargo, “el rescate sentaría bien a los activos españoles cotizados. En el momento en que se materializara la petición de rescate pasarían entre 4 y 6 semanas hasta que se firmara el memorándum de entendimiento, documento que teme el gobierno y en el que podrían aparecer trabas”.

Si se pidiera el rescate, a corto plazo “la prima de riesgo se podría situar por debajo de los 400 pb y la bolsa subiría”.

“Hay voces escépticas con las auditorías individuales de la banca presentadas por Oliver Wyman que responden a que el principal proveedor de la información ha sido el Banco de España y no las financieras, y a que, en el escenario de stress, el core capital baja del 9% al 6%, por debajo de lo que exige Bruselas”. Según Pingarrón “estos test, aunque no son perfectos, son los más completos y profundos a los que se ha sometido un sistema financiero europeo por una consultora independiente y coordinado por el BCE y el FMI. Las necesidades que han comunicado -59.300 millones- son razonables”. Por lo tanto, “quizás no tiene tanto sentido aumentar la deuda pública solicitando una línea de crédito de mayor importe”

Este jueves habrá reunión del Banco Central Europeo, pero Pingarrón no espera cambios en la política monetaria. “No creo que anuncien esta vez una bajada de tipos. No obstante, el Euríbor descuenta que, de aquí a final de año, va a haber una bajada de tipos del 0,25%. Creo que lo podrían hacer en noviembre o diciembre”.

Las acciones de Abengoa se dispara a causa de la ampliación de capital liberada, sin embargo, el experto cree que “este movimiento no es muy representativo del futuro fundamental de Abengoa. Los fuertse movimientos se han debido que ha realizado un splits, 4 acciones por cada 1 antigua, al desconcierto y a que Abengoa tenía bastantes posiciones cortas que han contribuido al rebote, ya que los prestamistas han querido recuperar los títulos prestados para hacer la conversión pero, como no hay liquidez la acción se ha disparado”. Más allá de este movimiento “nosotros tenemos una valoración bastante neutral del valor”.

“El fondo de mercado es muy propicio para la bolsa teniendo en cuenta los importantes anuncios de los Bancos Centrales más importantes del mundo, contando con un posible rally de final de año…”

En el mercado de divisas el experto destaca “la debilidad del dólar australiano tras la bajada de tipos en Australia. Se puede buscar la revalorización de esta divisa contra el dólar neozelandés”.
En renta variable, “de aquí a final de año creemos que el Russel 2000 se puede comportar muy bien”.
En el mercado de materias primas, “nos quedamos con la plata”.