“Va a ser muy difícil ver la ruptura de niveles durante esta semana”, reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, quien reconoce que “los 11.000 puntos se van a romper de aquí hasta final de año aunque va a costar”. Además, esta experta recuerda que durante este viernes “tenemos cuádruple hora bruja por lo que veremos de todo menos un mercado regido por la lógica, y ya estamos sólo viendo volatilidad absoluta”.
Gran parte de las miradas se dirigen hacia el sector financiero. Y es que Basilea III ha sido aprobado durante el pasado fin de semana, unas medidas que como reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, “n a ser muy positivas pues se va a pasar de un core capital del 2% al 7%”. El motivo principal, señala esta analista, es que “se está intentando que los bancos sean cada vez más fuertes para que si viene otra crisis puedan salir adelante sin la mano del Estados”. “Esto está sentando bien al mercado porque aunque algunos bancos tengan que ampliar capital aunque por ejemplo Banco Santander pese a las compras que está realizando se mantiene a la cabeza”, señala.

Gamesa tiene colgado el farolillo rojo en lo que va de año. Desde Dracon Partners reconocen que “ya algunas casas de análisis empiezan a recomendar el valor”. Los descensos que han pesado sobre esta compañía se deben “a las dudas sobre las tarifas de las energías renovables por lo que ha dejado de ser un aliciente para invertir en esta compañía. Su líder mundial es Vestas, por lo que si lo comparamos, Gamesa es aún pequeña”. No obstante, esta experta reconoce que “a los precios actuales podemos aprovechar para hacer operaciones a corto”.

En lo que respecta al mercado americano, Pérez Frutos alude a las próximas elecciones del mes de noviembre a las que habrá que estar muy pendientes. Sin embargo, desde el punto de vista macro “el mercado parece que sigue encontrando nuevos alicientes, sobre todo en lo que respecta a los movimientos corporativos como puede ser BHP en Australia”. “Esto es muy bueno porque quiere decir que los inversores vuelven a apostar por las reorganizaciones de las compañías”, declara. Además, desde Dracon Partners EAFI “descartan la doble recesión, Estados Unidos crece de forma débil, pero volver a caer en la recesión es complicado aunque es cierto que hay que estar atentos a señales de la deuda o las divisas”.

Los ojos de los inversores están puestos también en el mercado de divisas. Tanto el yen como el dólar canadiense y australiano se mantienen bastante fuertes. Como reconoce esta experta “a los americanos les interesa un dólar débil pero a los japoneses les supone un gran problema”. No obstante, no hay que olvidar que “también a los japoneses les compensa que EE.UU. esté fuerte ya que son los mayores tenedores de deuda pública norteamericana”. “Una posible incertidumbre sobre el pago o no pago de los bonos americanos pondría en una situación muy complicada a Japón. El dólar va a seguir débil y frente al euro se va a mantener en los niveles de 1,24 de aquí a final de año”, reconoce.

Dentro del mercado de materias primas, “el oro ha sido siempre un refugio a la inflación, está en máximos por encima de 1.200 dólares la onza. Como planteamiento a los próximos meses andaría con prudencia”. Por ello, como alternativa, Pérez Frutos se fijaría “en el trigo, con una subida del 33% en lo que va de año, con un invierno difícil que vamos a ver en Rusia tras los incendios que se han visto. También el arroz o la soja pueden ser sustitutivos”.