Ante el inicio de la temporada de presentación de resultados empresariales en EE.UU., Sara Pérez Frutos, directora General de Dracon Partners EAFI, afirma que “ha sido positiva” pues la encargada de dar el pistoletazo de salida, Alcoa “ha batido las expectativas de sus resultados del segundo semestre en un 6% y porque el crecimiento de ventas ha sido del 22% , obteniendo un beneficio de un trimestre multiplicado por 4, pese al panorama poco favorecedor por la caída de los precios del aluminio”. A su vez, estas buenas cuentas “han ayudado a repuntar a las acereras españolas, como ArcelorMittal”, observa la analista.
Tras el visto bueno del Senado de EE.UU. a la Reforma Financiera, Pérez Frutos dice que “al sector financiero le queda respirar y subir” aunque cita el caso de irregularidades en el balance de tesorería de Bank of America y dice que “algunas cosas por parte de las entidades se podrían haber hecho mejor y ahora se están sacando los deberes no hechos antes de que entre en funcionamiento la Reforma”. Un caso de reactivación de los valores financieros podría ser Citigroup, banco del cual comenta que “ha sido castigado en su cotización hasta el punto de caer a los 3,6 dólares porque un 22% de sus acciones aún las poseía el Estado y se han ido colocando en el mercado pero, ahora que Citigroup es libre, no nos extrañaría que fuera subiendo hasta los 10-12 dólares”.

El buen tono ha vuelto a los mercados de renta variable estadounidenses y “los principales índices han ido alejándose del precipicio, se han girado y la tendencia alcista no se ha roto” pues, aunque “el mercado de renta variable sigue muy pendiente de la renta fija, en éste último se han dado buenas noticias, como la buena colocación de los bonos griegos o la afirmación por parte de los bancos asiáticos”, y es que “los asiáticos van a seguir comprando deuda a los países europeos, ya que no quieren que el euro siga perdiendo valor de forma extrema ante el dólar porque tienen importantes reservas en euros”.

Con respecto al crecimiento del PIB español, la experta cree que “parte de nuestra crisis estructural sólo se va a arreglar con reformas profundas que, de momento, el Gobierno ha implantado de forma muy tibia, pero también el crecimiento en parte es consumo privado de los españoles que, hasta hace un mes, pensaban incluso en una bancarrota del país pero, las grandes victorias deportivas españolas en Winbledon, en el Mundial de Fútbol o en baloncesto, hacen recuperar el optimismo a la población”.

Además, resalta que “en los últimos días se ha visto una movilización ciudadana como nunca y deberíamos alegrarnos de ello porque es un síntoma de unidad del mercado” pues “tenemos un fraccionamiento increíble por autonomías y legislación que no ayudan a que el comercio y la economía fluyan, sin embargo, la demostración de que el país y la economía tienen que ser uno puede favorecer el crecimiento del PIB en torno al 0,2-0,5%”.