Las primas de riesgo disparadas en una situación “muy delicada porque estamos ante una crisis de confianza. En el caso de España tenemos exceso de deuda privada y déficit público, no hay crecimiento ni lo habrá porque el crédito está cortado, con lo que la solución vuelve a estar en el BCE, que tiene capacidad para intervenir y comprar deuda”, reconoce Sara C. Suárez Ibaseta, responsable de Fidelización de clientes de CMC Markets. Además reconoce que Alemania “sigue pidiendo una integración fiscal y económica así como una revisión de los tratados pero la solución está en manos del BCE”. En el caso de Italia, asegura haber sido muy importante el cambio de gobierno – sobre todo para aplicar medidas sólidas- “lo que podría relajar la prima de riesgo y al mercado”.


Volviendo a nuestro país, la experta de CMC Markets admite que “la carga de intereses con respecto al PIB está por debajo de la media de la Eurozona con lo que, aunque el problema es grave, no creo que no tenga solución y si se adoptan las medidas que hay que tomar, se relajará la situación”.


Respecto al
euro-dólar, “al euro toda esta situación le está afectando mucho y se muestra en forma de volatilidad, hace menos de un mes estaba en las 1.42 unidades, y creo que se puede aprovechar a través de los CDS y más a corto plazo”. El par está alcista – prosigue- en 1.3515 y se puede aprovechar bastante bien.

En el oro, la demanda está subiendo “no sólo por los bancos centrales – que quieren diversificar sus reservas- sino porque China está aumentando la demanda muchísimo”. Eso sí, no hay que olvidar que en septiembre vimos máximos en 1895, ahora está en 1800 y “creo que hay que tener cuidado porque a corto-medio plazo puede ser un buen momento pero cuando la crisis finalice habrá consumo, inversión, diversificación y los bancos centrales no demandarán tanto oro con lo que perderá el papel de activo refugio y descenderá su precio”. A largo plazo, la experta de CMC Markets no descarta que forme una burbuja en torno al metal brillante.