No recomendamos estar ni en renta variable, ni en fija de Grecia, ya que el país debe reducir el porcentaje de deuda pública sobre el PIB y debe crecer, toda una labor titánica.

En este sentido, no vemos oportunidades de inversión en el medio y largo plazo. Sin embargo, para especular en el corto plazo, asumiendo un alto riesgo, al calor de las noticias como el desbloqueo de otro tramo de rescate y de si se bajan los tipos de interés, podríamos aprovechar e invertir a través de ETF’s, especialmente en el mercado de renta variable, que en el caso de Grecia es más líquido que el de deuda.
Además, hay fondos que tiene posiciones minoritarias, 4-5%, en Grecia, por ejemplo, de la gestora Franklin Templeton.

Llevamos advirtiendo mucho tiempo de los banco-cajas zombies que deberían estar liquidadas o integradas en otras entidades más solventes, por ello, con la llegada de la ayuda europea creo que vamos a asistir a una oleada de fusiones y adquisiciones para que, al final, queden menos grupos pero más sólidos, solventes y competitivos.
En el caso de la compra de Banco de Valencia por CaixaBank ésta última es la gran beneficiada, ya que adquiere la entidad levantina ya saneada por 1 €, se convertirá en la líder en cuanto a volumen de activos y aumenta su presencia en Levante.
Todo lo contrario para los accionistas de Banco de Valencia, que ya sufrieron una importante pérdida en sus posiciones, así como para los tenedores de deuda subordinada y preferente.
También salen perjudicados los ciudadanos españoles, que son los que pagan la ayuda que el Frob aportará a la entidad, no obstante, aunque a corto plazo haya que esforzarse, a largo plazo compensará parar la sangría de estas entidades.

Los fondos de inversión que invierten en materias primas alternativas, como agua, madera, industriales, etc… no es una buena opción de inversión en un mundo que se desacelera como el actual. Estos temas, excepto el agua y a muy largo plazo, están muy agotados.
Además, la demanda de mmpp va a sufrir y, si miramos los fondos de mmpp globales vemos que no han tenido un buen desarrollo.
Efectivamente el petróleo ha subido, pero por las tensiones geopolíticas. La mejor forma de aprovechar estas subidas es a través de ETF’s en el corto plazo.
Asistimos a subidas en el oro y la plata cada vez que hay tensiones en el mercado o expectativas de inflación, pero no creo que vaya a haber inflación. Eso sí, se espera que el dólar caiga y repunte el oro como alternativa refugio. Para especular en el corto plazo utilizaría ETF’s y, para más largo plazo, fondos mixtos flexibles que tienen posiciones en ETF’s en estas materias primas y también acciones en mineras.

Estamos asistiendo a un año espectacular en renta fija corporativa. De cara a 2013 no encontraremos revalorizaciones tan buenas, pero se puede lograr un desempeño positivo de estos fondos, ¿en qué tipo de deuda? En Europa apostamos por emisiones de bonos ‘BBB’ y ‘AAA’ porque en los que mejor rating probablemente hay menos que rascar. También vemos oportunidades en high yield, especialmente norteamericano. Además, hay compañías que siguen desapalancándose, a veces restringiendo dividendos, lo que viene bien para el tenedor de bonos.
Por zonas geográficas, combinaríamos fondos globales con posiciones en EEUU, Europa y Emergentes , y con fondos de deuda empresarial europea que no incluya el sector financiero.