El Ibex 35 tiene una figura de vuelta de H-C-H invertido vigente desde hace unos tres meses y, cuanto más se amplíe, más fuerte puede ser su ruptura”.


Desde los 7.200 puntos el Ibex 35 retrocedió en un throwback. Ahora tiene un nivel de hombro en 6.480-6.350 por lo que, mientras no pierda estos niveles la figura seguirá activa. Incluso podríamos ver un segundo hombro en 6.200 y seguiría siendo válida. Al darse la vuelta, el Ibex 35, como mínimo, debería buscar niveles de 8.000-8.500-9.000 puntos”. eso sí, el experto avisa de que esta subida ya será la última.

En este escenario, “las mejores oportunidades de inversión para ponerse largo ahora son Repsol, Telefónica, BBVA, Santander y, posiblemente, Iberdrola. En cambio, avisa de que habría que tener cuidado con Inditex, “porque es la que más va a corregir. Está inmersa en una burbuja y, aunque pueda subir algo ahora, en caso de llegar el Ibex 35 a 8.000 los grandes bancos darían mejor rentabilidad que Inditex”.

Debido a la correlación inversa entre el VIX y el S&P 500, “el VIX tiene soporte en los 15-14,50 puntos y podrá caer hasta los 13, lo que hará que se recupere el mercado, pero creo que luego lo volveremos a ver en zonas de 25-40 puntos a finales de año, por lo que el S&P cederá hasta los 700-600 y el Ibex 35 a los 2.800 puntos”.

En el mercado de divisas, “en el medio plazo lo veremos al euro-dólar en 1,10-1,05 dólares”. En el corto plazo, “si no pierde los 21 euros puede visitar los 1,25 dólares coincidiendo con alguna buena noticia europea, lo que acompañará también el rebote del Ibex 35”.

El BCE ha estado interviniendo el mercado de deuda soberana comprando bonos indirectamente, a través de los bancos. Si tuviera que comprar esta deuda directamente, se tendrían que cambiar muchos estatutos porque no es la función de este organismo”. Frente a esta medida, “desde el Bundesbank se pide que España pida oficialmente un rescate ya, algo que creo que acabará haciendo”.
Para invertir en deuda soberana el experto se decanta por “México o Brasil”.

Si el BCE tiene un problema, lo tendrá directamente Alemania –al ser el país de la UE que más fondos aporta-, es por ello que Alemania. En el caso de que no hubiera suficiente garantía en el BCE, el Bundesbank estaría obligado a aportar más capital y, para ello, Alemania tendría que hacer muchos recortes”. Además, “ya hay firmas para que se declare anticonstitucional el aporte de Alemania a los fondos de rescate. Si esto fuera declarado anticonstitucional tendríamos un colapso en Europa como nunca lo hemos visto”.