La incertidumbre está muy cerca del pánico y si está tan cerca no es de extrañar que de las nueve mayores compañías del MAB, ocho hayan visto caer su capitalización tras el escándalo Gowex. La bicefalia compuesta por la compañía del wi-fi gratis y Carbures hace tambalear los pilares de un mercado en pañales porque ahora es ella la que ha sido puesta en entredicho. 

El Mercado Alternativo Bursátil vuelve a estar de actualidad –aún a su pesar- y lo hace después de que Carbures, primera compañía por capitalización de sus filas tras la defunción de Gowex, haya comunicado la necesaria revisión de sus estados financieros.

En la mañana del miércoles, la compañía remitía a BME un hecho relevante en el que anunciaba estas modificaciones en sus cuentas correspondientes al cierre de 2013 y primer semestre del ejercicio actual. Básicamente, su auditora PwC duda de la relación que ha mantenido Carbures con las consideradas ‘terceras compañías’. De ser ciertas las peores previsiones, un escenario estresado podría restar al resultado antes de impuestos hasta 9 millones de euros. En lo que respecta a 2014, la firma de Rafael Contreras deberá justificar una cifra de negocio de 19,6 millones de euros relacionada con Shenyang Hengrui&Exp Trade.

“La auditora se ha dedicado a provisionar expectativas futuras con contratos que no estaban cerrados”, recuerda Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird. “Y ahora incluso se están barajando cifras de pérdidas”, matiza la experta a la que la situación le genera, cuanto menos, dudas razonables respecto a estos números. Fuentes del mercado hablan de “irregularidades” en esos ingresos registrados en los últimos balances.

Desde ATL Capital, Álvaro Blasco reconoce ser de aquellos que tienen “un pequeño porcentaje de la cartera” invertido en el valor. “Es una empresa con poca liquidez, pero creemos en su proyecto”, asegura el experto que considera que la firma “se ha ido preparando para adaptarse al continuo”.

De momento, BME mantiene la suspensión de Carbures alegando estar a la espera de la documentación pertinente, mientras que fuentes próximas a la compañía confirman su intención de dar el salto al continuo aún con todo por aclarar.


¿Más dudas?
Sí, las hay. Es el caso de Ebioss Energy, valor al que ciertas informaciones han restado un 35% de su valor en el mercado sólo en el último mes.

Su presidente, Óscar Leiva, ha concedido una entrevista a Estrategias de inversión, asegura sentirse “preocupado por sus accionistas” ante la repercusión que estos rumores está teniendo sobre su cotización.

Lo cierto es que ellos mismos reconocen que sus planes de negocio –el último modificado el pasado 29 de septiembre- contemplan expectativas a futuro… pero ¿y si están vendiendo humo? Leiva asegura que no. “Es nuestra previsión. Recordamos que somos empresas en crecimiento y que estamos sujetos a cambios. Las compañías MAB tienen que revisar sus planes de negocio”, nos cuenta el presidente de la tercera compañía de este mercado por capitalización.

Capitalización compañías superiores a 50 ME MAB (FUENTE: BME, INFOBOLSA)


¿Qué futuro le espera al MAB?

Repasados los hechos…queda por ver qué puede hacer el inversor retail ante esta situación. ¿Es mejor permanecer o, ante la duda, salir corriendo? Lo cierto es que tanto entonar el ‘rumore, rumore’ está haciendo que día tras día alguna empresa del MAB sea objetivo de ventas importantes.

“La incertidumbre está muy cerca del pánico”, nos decía Turazzini, y es justo reconocer un importante sell off en el Mercado Alternativo Bursátil desde que saltara el escándalo Gowex un domingo cualquiera tras varios días de un desplome de hasta el 70% de su valor en el mercado.

En base al último informe publicado por BME correspondiente al MAB y que data del mes de mayo, por aquel entonces contaba con una capitalización de 2.600 millones de euros de los que la mitad correspondía a la firma de Jenaro García (se frenó en 570 millones de euros en su momento).

Si filtramos por aquellas compañías con una capitalización superior a 50 millones de euros nos salen nueve títulos en total, de entre los que ha quedado fuera Gowex. Entre todas ellas suman 908 millones de euros de capitalización. En lo que concierne al resto tan sólo Ibercom ha visto incrementar su tamaño en bolsa, desde los 88,7 millones de euros hasta los 152 millones a día de cierre del miércoles. “Es el argumento que el mercado está buscando para caer”, dice Turazzini. Y quizás sea cierto… pero sea como fuere el resultado del fraude han sido daños colaterales tremendos.

Carbures, segunda compañía más importante del mercado (hoy primera), ha reducido su volumen en bolsa hasta los 405 millones de euros desde los 558 millones a fecha de mayo. Ha perdido un 27% de su capitalización en cuatro meses.

Es complicado lanzar un mensaje de calma, aunque los expertos consultados por Estrategias de inversión insisten en ello. En este sentido, Carlos Ladero, analista de Wallwood Spain, reconoce no ver “mucha diferencia respecto a valores del continuo”.

Llegado este punto… la teoría es fácil, pero ¿qué hacer? ¿Se debe huir ante tanta caída en el MAB? “Lo primero es que debes saber por qué inviertes. Si has mirado las cuentas y crees que las compañías tienen potencial tiene que darte (a nivel de inversores particulares) exactamente igual dónde está cotizando”, arguye Ladero. Ahora bien, “si has invertido por especular sal corriendo”.

La pregunta es inevitable…ya nos la hicimos en su momento, pero ¿qué viabilidad tiene el MAB? “Bastante nula”, reconocen los analistas por “¿quién pone el dinero?”, se pregunta Turazzini. “El inversor. Si se ve que la viabilidad se reduce…no sé qué pasará con el MAB, pero el inversor saldrá corriendo por un mercado que no está regulado de forma correcta”.

Este último aspecto resulta ser el primordial para los analistas: la regulación. El papel de las auditoras, nos dicen, debe ser reforzado y empezar a funcionar de la misma manera en la que lo hacen en mercados similares al MAB en Europa. Y no, nadie se olvida de la ausencia CNMV.