Parece que Banco Santander encendió una mecha que está a punto de hacer explotar al mercado español. Con su ampliación de capital y bajada de dividendo, la entidad presidida por ana Patricia Botín ha abierto el camino a otras financieras españolas, opinan los expertos. ¿Estamos ante una ola de ampliaciones de capital y cambios en las remuneraciones por parte de la banca nacional?

ENTIDADBENEFICIO 2014BENEFICIO 2015DIVIDENDO POR ACCIÓN 2015CAPITAL FULLY LOADED (sep 2014)CAPITAL EXIGIDO POR EL BCE
Banco Santander 5.8167.3720.2010%9%
BBVA 3.6040.3710,10%9%
Caixabank6201.5250.2012,70%8%
Bankia9501.2370.0310,51%8%
Banco Popular330,44830,11210,40%7
Banco Sabadell371,76180,0710,30%8%
Fuente: Bloomberg y entidades

BANCO SANTANDER
Hay quien dice que Banco Santander se ha convertido en el buque insignia al que todos los bancos seguirán por el camino de ampliaciones de capital y recortes de dividendo que ha abierto. A principios de este año, casi sorpresivamente, la entidad anunciaba una ampliación de capital de 7.500 millones de euros y el recorte de su retribución al accionista de 0,60 a 0,20 euros, con el paso, poco a poco, al dividendo en efectivo. Rafael Ojeda, analista independiente, afirma que "la ampliación de Banco Santander supuso un recorte encubierto del dividendo, pero es que estaba remunerando un 8-9% por encima de la media de su sector. Ahora, con la ampliación, el dividendo está en línea con la de BBVA".

Con la ampliación de capital Santander elevará su core capital al 10% -según previsiones del propio banco-, un punto por encima de la exigencia del MUS (Supervisor Único Bancario) del 9% por Basilea III. Aquí entra en juego otra importante exigencia del organismo europeo, que quiere que las entidades europeas limiten el importe que pueden repartir en dividendos al beneficio y al colchón de capital que tengan. Santander, viéndoselas venir, ha recortado su dividendo un 66%, lo que le proporcionará un ahorro de 248 millones de sus arcas. Y, es que, aunque sobrepase en un punto las exigencias de capital, el problema va a ser de dónde va a sacar mayor beneficio pues, como explica José Lizán, gestor de SICAV de Auriga SV, “es complicado que los bancos aumenten su beneficio por acción este año con una curva de tipos plana. Vanb tener que arriesgar y dar crédito para ganar, pero en 2015 la curva de BPA les va en contra”.


BBVA
Aunque BBVA está evitando la lacra de la ampliación de capital, Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, opina que “no tardará en hacerlo, ni tampoco en recortar dividendo para cumplir con las exigencias del BCE”. A finales de septiembre, y sin contar la ampliación de capital de 2.000 millones de noviembre, el ratio capital fully loaded de BBVA era del 10,1%, por encima incluso del nivel en el que pretende colocarse Santander tras las medidas tomadas, y un 1,1% por encima del corte del 9% exigido por el BCE para estar a las entidades sistémicas como ésta.

Si todo va bien, esta solvencia podría posibilitarle cumplir con su promesa de repartir el dividendo íntegramente en efectivo, pues el BCE deja de condicionar que sólo un 25% de los beneficios se dedique al pago en efectivo. Ahora bien, hay a quien un 1,1% por encima del capital exigido le parece poco y, quizás desde las entrañas del propio BBVA piensen lo mismo, pues está haciendo esfuerzos por aumentar caja mediante las desinversiones antes de optar por llenar de papel el mercado. Así pues, BBVA ha firmado un acuerdo para vender un 4,9% del capital social de China CITIC Bank (CNCB) a UBS. “El precio de venta ascenderá a 1.460 millones de euros y el impacto estimado en los estados financieros consolidados del BBVA, es de una plusvalía neta de aproximadamente 400 millones de euros y de de más de 20 puntos básicos en el ratio de Common Equity Tier 1 fully loaded, equivalente a una generación de capital de aproximadamente 800 millones de euros”, indican desde Renta 4.


BANKIA
Para la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri la nueva exigencia de ligar el dividendo al capital de máxima calidad parece no ser un problema para comenzar a repartir dividendos este año pues, su Tier 1 fully loaded se situaba en el 10,51% en septiembre de 2014, un 2,51% por encima de las exigencias de BCE para el grupo de entidades número 2 (8%).

Por tanto, si por la parte del capital de calidad no viene el problema, sólo podría venir por la parte del beneficio, aunque se espera que en los próximos dos años lo aumente en el orden de 100 millones cada año. Además, en los dos últimos años ha realizado desinversiones por orden de 5.000 millones, que gran parte van a caja, lo que ha producido un remanente para premiar a sus inversores cuando el BCE se lo permitiera. Por ello, el consenso recogido por Bloomberg, espera que Bankia gane unos 950 millones de euros este año y entregue un dividendo con cargo a 2014 de cerca de 0,01 euros por acción. Por cierto, este dividendo, consecuentemente ligado al beneficio, podría aumentar en los próximos dos años hasta los 0,03 y 0,05 euros, consecutivamente.


BANCO POPULAR
Es la entidad que en mayor medida supera el ratio de capital de calidad que le exige el BCE: capital fully loaded septiembre 2014 en 10,40% versus 7% exigido a los bancos de categoría 3.

Además, por el lado de los beneficios, observamos que cerró 2014 con 330,4 millones de euros (por debajo de los 350 millones prometidos), y que se prevé que en 2015 gane 483 millones (mejora del 46,28%). Con estos números, Popular pretende volver a destinar un payout (parte de los beneficios que se deriva al pago de dividendos en efectivo) del 50%, algo que sólo logrará en 2016 (51,5%), según el consenso de Bloomberg, pues para 2015 aún sitúan su payout en el 48,80%. De hecho, Daniel Pingarrón, estratega de mercados, afirma que “no me extrañaría que Popular anunciara alguna sorpresa en cuanto a capital o dividendo, como en otras ocasiones”.


BANCO SABADELL
Para esta entidad José Lizán no espera grandes sorpresas porque “ya ha sido muy activo”. Además, para 2015 el consenso de Bloomberg espera que mejore su benefico un 66%, hasta los 618 millones, mientras que actualmente sitúa el capital fully loaded en 10,30%, por encima del 8% exigido.

Sin embargo, no todo parece de color rosa en el Banco Sabadell pues, si estos ratios nos podrían hacer pensar que la entidad no debe tener que ampliar capital o recortar dividendo, lo cierto es que su movimiento de pasarse al scrip dividend este año es, cuanto menos, extraño. Sabadell pretende adherirse por primera vez al sistema de retribución en acciones con cargo a los resultados de 2014 y mediante ampliación de capital. Por ello, propondrá ante la junta de accionistas el reparto de 0,04 euros por título en la modalidad de scrip dividend que saldrán de una ampliación de capital liberada, más 0,01 euros complementarios que saldrán de los títulos que la entidad guarda en autocartera. (Antes pagaba parte en metálico y parte en acciones procedentes de autocartera).


CAIXABANK
José Lizán tampoco cree que la entidad catalana se vaya a librar de ampliar capital, y eso que el capital fully loaded a septiembre era del 12,70%, muy por encima del 8% que le pide el BCE.

Además, este año se prevé que duplique beneficios y que en 2015 gane 1.525 millones de euros. Estos ratios le han animado a confirmar recientemente que el dividendo con cargo a 2015 será 50% en scrip y 50% en efectivo, mientras que el dividendo con cargo a 2016 se espera sea abonado completamente en efectivo. Para 2016 el consenso de Bloomberg maneja un payout del 50,8% sobre unos beneficios del 2.248 millones de euros, es decir, que distribuirá 1.100 millones en dividendos en dinero contante y sonante. ¿Podrá levantar este beneficio sólo con la mejora del negocio? parece complicado siendo un banco doméstico… veremos si no tiene que acudir a las desinversiones o las ampliaciones de capital.