Ferrovial repartirá un dividendo flexible de 0,278 euros por acción en efectivo el próximo 26 de mayo, para el cual también ofrecerá la opción de recibir nuevas acciones de la compañía en una proporción de un nuevo título por cada 87 antiguos.

El año pasado por estas fechas entregó un dividendo de 0,197 euros, por lo que el pago esta vez es un 41% superior, que se complementará con otro que se suele entregar en noviembre, hasta una cifra de 0,715 euros entre ambos pagos.

Para su ejecución, la compañía llevará a cabo dos ampliaciones de capital, la primera de 208 millones de euros y la segunda de 312 millones de euros, según lo aprobó la junta general ordinaria de accionistas.

A la retribución al accionista también contribuirá una reducción de capital con la que prevé amortizar autocartera ya existente y el programa de recompra por un máximo de 500 millones de euros que se llevará a cabo para adquirir acciones propias.

En el primer trimestre del año, Ferrovial obtuvo un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 133 millones de euros, lo que supone un alza del 4,7% respecto al mismo periodo del año pasado, impulsado por el desempeño de sus autopistas en Estados Unidos y Canadá, así como por el avance de las ventas en su negocio de construcción.