La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado este miércoles que el Gobierno seguirá reforzando la sostenibilidad fiscal y financiera a medio y largo plazo, incluso en un contexto de cambio de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Así ha respondido la titular económica del Gobierno a la recomendación publicada este miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la que insta al Ejecutivo español a presentar un plan de consolidación fiscal "creíble" a medio plazo.

El organismo internacional considera que se necesitan políticas prudentes a medio plazo para respaldar la estabilidad macrofinanciera y promover un crecimiento sostenible, más verde e inclusivo.

De este modo, recomienda que la política fiscal siga prestando apoyo a corto plazo, pero cada vez más enfocada hacia los vulnerables, subrayando que, a medida que se afiance la recuperación, la deuda pública debería reducirse gradualmente para reconstruir el espacio fiscal de cara a futuros 'shocks'.

"Una formulación temprana de un plan creíble de consolidación fiscal a mediano plazo podría ayudar a generar el consenso social necesario y respaldar la confianza de los inversores", apunta el directorio del FMI, para el que también es importante "asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones".

Ante esto, Calviño ha afirmado en una rueda de prensa celebrada junto al presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tras reunirse este miércoles en la sede del Ministerio, que en el plan presupuestario que el Gobierno envió el año pasado a las instituciones europeas ya recogía la senda de reducción del déficit y deuda de aquí a 2024, con el objetivo de aproximarse al 3% del déficit. "Se trata plan presupuestario que fue valorado positivamente por las instituciones europeas", ha defendido.

Como muestra, Calviño ha apuntado que, gracias al aumento de recaudación durante 2021, la previsión del Ejecutivo es que España se ha situado incluso por debajo de los objetivos de déficit y deuda recogidos en el plan presupuestario.

Así, ha puesto en valor que ya desde el año pasado se haya iniciado la senda de descenso y ha remarcado que esta tendencia se mantendrá este año y los próximos, aprovechando la fase de crecimiento económico para seguir mejorando las cuentas públicas y en el refuerzo de la sostenibilidad fiscal y financiera a medio y largo plazo.

Sobre la recomendación del FMI en la que insta al Gobierno a impulsar una subida de impuestos para reducir el déficit a partir de 2023, la vicepresidenta ha puesto en valor que este planteamiento vaya en la dirección de reforzar el sistema fiscal español y su capacidad de recaudación.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En este ámbito, la vicepresidenta ha señalado que la aproximación y la prioridad del Gobierno es impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, aunque ha recordado que un comité de expertos está ultimando sus conclusiones sobre la reforma fiscal en España.

"Vamos a ver cuáles son las recomendaciones que nos proponen los expertos para abordar cuáles pueden ser las mejoras que se desarrollen en los próximos años, sobre todo orientadas en reforzar la progresividad y la justicia en el sistema fiscal", ha apuntado.

APOYO A LA "AGENDA REFORMISTA" DEL GOBIERNO

Del informe del FMI, la vicepresidenta primera también ha querido poner en valor la estimación de que España recuperará en 2022 el nivel de PIB previo a la pandemia. Además, ha destacado su apoyo a la agenda reformista del Gobierno y en particular a la reforma laboral, que se ha basado en un acuerdo tripartito con agentes sociales.

"Esto da una especial solidez desde el punto de vista de apoyo social y del impacto que va a tener y ya está teniendo sobre el mercado laboral", ha señalado la titular económica del Gobierno, tras asegurar que ya en el mes de enero y en lo que va de febrero se está viendo una tendencia positiva desde el punto de vista de la contratación indefinida.

Según ha destacado la ministra, la previsión de todos los organismos es que España será uno de los motores de crecimiento económico en 2022 y 2023 y se prevé una recuperación sólida con un crecimiento medio de en torno al 5% en el trienio 2021-2023, lo que da una "perspectiva económica positiva".

PLAN DE RECUPERACIÓN BASADO EN LA TRANSPARENCIA Y NO DISCRIMINACIÓN

El FMI también recalcó en su informe la importancia de establecer un marco para "garantizar un uso transparente y eficiente" de los fondos europeos. Ante esto, Calviño ha recalcado que se está impulsando y acelerando la agenda de reformas e inversiones, con una aproximación basada en la "transparencia y la no discriminación" de las empresas en las numerosas licitaciones que se desarrollan por parte del Estado y de las comunidades autónomas.

Con todo, la vicepresidenta ha indicado que en el informe se valida y valora muy positivamente el Plan de Recuperación de España. "España está abriendo camino en el despliegue del Plan a nivel europeo ya que se trata de una prioridad y una oportunidad extraordinaria para el país", ha enfatizado.