Saeta Yield aumentó un 10,4% el Flujo de caja de sus activos operativos en el primer trimestre de 2017, hasta 41,8 millones de euros, lo que refuerza su política de dividendos. La favorable evolución de los ingresos y del EBITDA, con crecimientos respectivos del 42% y del 40%, explican este aumento del flujo de caja. Con todo, la compañía firmó un beneficio de 1,3 millones de euros en el primer periodo del ejercicio.

 


Saeta Yield continuará con su estrategia de compras de activos en operación, que generen valor para sus accionistas e incrementen sus dividendos, tras anunciar la primera adquisición internacional en Uruguay este primer trimestre.

Durante el primer trimestre los ingresos de explotación de Saeta Yield crecieron un 42%, hasta 70,2 millones de euros, y el EBITDA aumentó un 40%, hasta 43,1 millones de euros.

Estos incrementos se produjeron por la consolidación por un trimestre completo de las plantas termosolares Extresol 2 y 3, mientras que en 2016 solo contribuyeron desde el momento de su compra el 22 de marzo, así como por el aumento del precio de la electricidad en el mercado mayorista en comparación a 2016.

Como consecuencia del aumento del EBITDA, el flujo de caja de los activos operativos de la compañía ascendió en el primer trimestre a 41,8 millones de euros, lo que representa un alza del 10,4% en relación al mismo periodo del año anterior. Este es un epígrafe clave de los resultados, ya que Saeta Yield distribuye sus dividendos atendiendo a la evolución del flujo de caja de los activos operativos esperado para los próximos años.

La deuda neta de la Compañía ha disminuido un 2% frente a la registrada en diciembre de 2016, gracias a la contribución del flujo de caja de las operaciones. 

 

Saeta Yield resultados

 

Dividendo Atractivo 

El Consejo de Administración de Saeta Yield, presidido por José Luis Martínez Dalmau, acordó ayer el pago del dividendo correspondiente al primer trimestre de 2017, por un importe de 0,1882 euros por acción, que será abonado el 31 de mayo de 2017. Este pago confirma la estabilidad y sostenibilidad de la política de dividendos de la compañía y representa un aumento del 6,8% respecto al dividendo correspondiente al primer trimestre de 2016. 

En términos anualizados, este desembolso implicaría un pago implícito de un dividendo total de al menos 0,7528 euros por acción en 2017. 

Con estas cifras Saeta Yield se sitúa como una de las compañías más rentables en la bolsa de Madrid, con un rendimiento por dividendos superior al 8%.

Nuevas adquisiciones 

Saeta Yield anunció el pasado 25 de enero un acuerdo para la compra de Carapé I y II, dos parques eólicos operativos en Uruguay, cuya adquisición se espera cerrar en las próximas semanas. 

Esta compra, que supondrá un desembolso de algo menos de 80 millones de euros, implicará sumar 95 MW a la actual capacidad de producción de Saeta Yield, que es de 789 MW. 

Los activos permiten incrementar el flujo de caja de la compañía desde el primer año y el precio desembolsado supone una elevada tasa de retorno para sus accionistas. Así mismo, esta adquisición en Uruguay contribuye a la diversificación internacional de la Compañía. 

El plan estratégico de la Saeta Yield contempla la adquisición de activos energéticos en operación, principalmente fuera de España. Estos pueden provenir tanto de ACS y Bow Power, con los que Saeta Yield ostenta un acuerdo de primera oferta (RoFO), como de terceros. Estas adquisiciones contribuirán a la diversificación geográfica de los activos de la Compañía.

La empresa dispone de una liquidez total de 301 millones de euros para abonar la mencionada compra de Carapé I y II y para afrontar este plan de inversiones en los próximos trimestres.