Entrevista en exclusiva de Banco Sabadell para Estrategias de inversión.
 


1. Cerraron 2013 con unos beneficios de 247.8 millones de euros y se han fijado “triplicar” la rentabilidad del banco en los próximos tres años. ¿Cómo piensan conseguirlo?
Para entender ese objetivo, es importante conocer el contexto. En los últimos 6 años, Banco Sabadell ha experimentado un crecimiento importante. Durante ese tiempo, pusimos en marchas dos planes estratégicos, el plan OPTIMA (2008-2010) y el plan CREA (2011-2013). Cuando en el 2007 estalla la crisis, nos dimos cuenta de que una de sus consecuencias sería la apertura de un proceso de concentración del sector. Entonces nos dijimos que queríamos ser protagonistas de ese proceso. Con el plan OPTIMA buscamos crear una potente plataforma tecnológica para dar respuesta a los retos del futuro del banco. Y con el plan CREA deseábamos crecer en clientes. En paralelo, surgieron oportunidades de integraciones de entidades que aprovechamos (Banco Guipuzcuano, CAM, Caixa Penedès, Lloyd’s Bank España, Banco Gallego,…). Ahora somos un banco muy diferente al de 2007. Con el plan OPTIMA y CREA el foco de la gestión fue el refuerzo de la liquidez y la solvencia. Con el plan TRIPLE (2014-2016) queremos incrementar la rentabilidad. ¿Cómo? Poniendo en valor esas integraciones, transformando la red comercial para dar servicios que se adecuen al perfil de cada cliente (servicios más sofisticados para los de alto valor añadido y servicios de bajo coste a los clientes de poco valor añadido), desalojando del balance todos los activos improductivos y volcándonos en la multicanalidad ante un nuevo cliente que es el nativo digital.

2. Una de las variables de esa “triple” es la internacionalización. ¿Qué mercados son su objetivo?
El plan TRIPLE pretende asentar las bases para la internacionalización. Al hilo de la respuesta anterior, en los próximos tres años, el banco trabajará para converger las rentabilidades de las entidades adquiridas con la rentabilidad original del propio banco. El día que estemos obteniendo rendimientos sobre el capital del 10% será difícil que haya oportunidades de adquisiciones en Europa. Por tanto, el banco ha de seguir mejorando su rentabilidad fuera del país y esto pasa por Lationamérica, un mercado poco maduro, con un nivel de bancarización bajo, con porcentajes de crédito sobre el PIB que va del 20% de México al 50% de Colombia, contra el 250% de España. Además el modus operandi del cliente de estos países es muy parecido al de aquí, con una banca muy “oficinizada”.

3. Ingresaron 1479.2 millones por operaciones financieras en 2013 . ¿Se ha visto impulsada esta variable por la compra de deuda pública ante la barra libre del BCE?
Hemos bajado la deuda con el BCE de 23.000 millones a principios de 2013 a 8.000 millones en el cierre del año. La compra de deuda nos supone el 15% del margen y esto va a ir bajando a niveles del 10%. Estas operaciones han ayudado a reconstruir balances y fondos propios.

4. En la presentación de resultados comentaron que la aunque la crisis todavía está presente, la recesión ya se ha acabado y hay buenas perspectivas de recuperación. ¿Puede ser el año de la concesión del crédito?
El stock global del crédito del sistema financiero aún bajará en 2014, pues tanto las familias como las empresas aún están en proceso de desapalancamiento. En nuestro plan estratégico, Plan Triple (2014-2016) prevemos incrementar un 1% del crédito, de promedio anual, hasta 2016. No obstante, se ha de tener en cuenta que la masa total del crédito se compone por carteras diferenciadas. De modo que las carteras que tienen que ver más con la actividad corriente (empresas y consumo), ya durante el 2013 experimentaron flujos positivos y en el 2014 también los tendrán. Por este motivo, prevemos que incrementaremos el crédito a empresas un 20% en el presente ejercicio.

5. Cerraron 2013 con una de la morosidad del 13.6%, por encima de la media. Aseguraban que en este 2014 esto comenzaría a caer. ¿Qué factores cree que motivarán esta rebaja?
Vemos señales de inflexión. En nuestro caso, hemos tocado techo con las refinanciaciones y llevamos cuatro trimestres seguidos de ralentización de la entrada de activos problemáticos. El comportamiento de la morosidad del último trimestre de 2013 es mejor que el del último trimestre de 2012, si apartamos el concepto de reclasificaciones hechas en el 2013. Además, se ha hecho un esfuerzo importante en provisiones, las empresas se han ocupado de gestionar sus deudas en estos últimos años y si a todo esto le añadimos unas perspectivas económicas más alentadoras, nos hace sentir un mayor optimismo para que se produzca una inflexión en la evolución de la morosidad.

6. De su división inmobiliaria, han vendido un total de 19000 inmuebles en los últimos 12 meses, una cifra equivalente a 3000 millones de euros, por encima de la previsión realizada a comienzos de año. ¿Qué perspectivas manejan para este ejercicio?
Nuestra previsión para 2014 es retornar a las ventas que se registraron en 2012. Entonces comercializamos más de 13.000 inmuebles. Este cambio de tendencia es fruto de que las ofertas de viviendas en venta cada vez son menores y, por tanto, cuesta más venderlas. Asimismo, nuestro foco a partir de ahora, tal y como hemos explicado anteriormente, será la rentabilidad. Ello comporta buscar el equilibrio adecuado entre la evacuación de activos inmobiliarios y la optimización de sus precios de venta.

7. Cuentan con una exposición inmobiliaria de cerca de 18000 millones de euros ¿cómo piensan reducirla?
Siguiendo como hasta ahora. Con proactividad comercial, impulsando la venta a clientes internacionales (contamos con agentes comerciales en el Reino Unido, Rusia y Suecia). En el último año, por ejemplo, vendimos cerca de 1.900 viviendas a extranjeros no residentes. También seremos proactivos en la concesión de hipotecas en el mercado doméstico, ofreciendo ventajas muy interesantes a los clientes que nos compra algún inmueble.

8. ¿Cómo se enfrentan a los próximos test de estrés tras los recientes “términos” publicados por la EBA?
Los bancos españoles, en líneas generales, van a pasar los test de estrés de manera satisfactoria porque la ratio de solvencia está entre el 11% y el 12%, cuando al inicio de la crisis se hallaba en el 6%. Por tanto, la banca española llega muy capitalizada y con experiencia a los test. Veremos qué ocurre en otros sistemas que no han pasado por lo que ha experimentado el sistema financiero español.

9. Están entre las tres entidades con mejores ratios para cumplir los criterios “sugeridos” por la EBA. Es uno de los factores de hecho que resaltan muchos inversores para fijarse en la banca mediana. ¿Creen que la cotización de la compañía lo refleja?
Durante estos últimos años, la cotización del banco ha sido consecuencia de la situación país vivida y de otras variables como la especulación, el impacto de las posiciones cortas, el cambio de perímetro del banco, etc. En la medida que rentabilicemos nuestras operaciones corporativas, nuestro valor aumentará. El objetivo es lograr un rendimiento sobre el capital del 10%. Hemos de conseguir esa velocidad de crucero y por ello el plan Triple.