Bienvenidos a la última parte del 2012. Por delante tenemos tres meses para remendar los errores políticos y económicos del resto del año, o eso parecen prometer las citas clave de estos meses, como las elecciones presidenciales estadounidenses o el descontado rescate de la economía española. Los inversores deben estar atentos a la influencia de estos acontecimientos y posicionarse en el mercado a tenor de ellos. ¿Cómo? Aquí se lo contamos.



Fed y BCE, seguimos a merced de los bancos centrales
Estas instituciones han marcado las pautas de comportamiento del mercado durante gran parte del año y esta recta final no va a ser menos. Aunque ya hemos visto la actuación, que podría pecar de coordinada, de varios bancos centrales (Europa, EEUU, Inglaterra, Japón,…) los movimientos más influyentes han sido los del Banco Central Europeo y la Reserva Federal de EEUU. Por un lado, el BCE ha mostrado su disposición a comprar deuda soberana europea de aquellas potencias que pidan rescate y, por otro, la Fed, con la ampliación de la Operación Twist y con el tercer plan de relajación cuantitativa Quantitative Easing 3 para comprar 40.000 millones de dólares con carácter mensual en deuda hipotecaria.
Estas medidas se han puesto en marcha en el tercer trimestre y se espera que sigan dando fruto estos meses: “la actuación de la Fed ha dado soporte al mercado, que podría experimentar un rally de aquí a final de año”, dice Luis Sánchez de la Madrid, director general del Pictet WM en España.
Y, aunque parece que todas las cartas de los bancos centrales ya están sobre la mesa, los expertos comentan que seguirán teniendo un papel preponderante en el último trimestre porque, al menos el BCE, se guarda un as en la manga. Así pues, desde Groupama AM pronostican que “EEUU mantendrá los tipos bajos (0,25), mientras que en Europa el BCE los rebajará un 0,25% hasta el 0,50, aunque asistiremos a repuntes en los tramos largos de las curvas (+10 años), dado que se empiezan a descontar escenarios de recuperación”.

Rescate de España. El salvavidas del mercado
El mercado ha descontado durante todo el verano que España –no así Italia- acabaría sucumbiendo a la petición de rescate total, pero éste se hace de rogar. Sin embargo, los expertos creen que terminará llegando antes de final de año. El gobierno podría dejar pasar las elecciones autonómicas de Galicia y País Vasco del 21 de octubre para no interferir en el resultado o, según Barclays, quizás no espere tanto y la petición de rescate se produzca en la siguiente cumbre de la UE, que tendrá lugar los próximos 18 y 19 de octubre. Pero los expertos consultados coinciden en que la asistencia financiera debería pedirse más pronto que tarde: “el Ejecutivo tiene que ser consciente que el rescate parcial es inevitable, y que es mejor hacerlo cuando aún disponemos de cierto margen de maniobra y no cuando estemos acorralados después de meses de dudas y restricciones de financiación”, dicen desde Aspain 11 EAFI. ¿El rescate será la panacea para el mercado español? “tras el rescate, esperamos estabilidad con mayor sensación de continuidad, pues el impulso monetario alejaría los fantasmas de accidentes financieros. Un amparo monetario debería ser un soporte para los mercados y la vuelta a una situación de normalidad financiera”, dice Marian Fernández, responsable de estrategia de Inversis Banco. Además, “cuando España pida el rescate nuestro mercado podrá consolidar niveles de verdad e iniciar un movimiento al alza que permita reducir el diferencial que en materia de rentabilidad ofrece nuestra bolsa frente a las europeas y americana”, añade Álvaro Blasco, director de ATL Capital. Teniendo en cuenta una inminente intervención de España y que los bancos son los mayores tenedores de deuda soberana, “las financieras serán el sector mas favorecido ante un rescate pues, con la valorización de la deuda los bancos acabarán por ver sus activos revalorizándose, así como su valor intrínseco”, considera Graciela Álvarez, analista de Orey iTrade.

Elecciones presidenciales en EEUU
El 6 de noviembre los estadounidenses están llamados a las urnas para elegir a su presidente. Estos comicios se desarrollan dentro de un ambiente complicado en el que los debates sobre el techo de gasto y el abismo fiscal ocupan la mayor parte de las discusiones. El candidato republicano, Romney, ya ha advertido que, de salir elegido, no cuenta con Bernanke para la presidencia de la Reserva Federal. En consecuencia, “en el período restante hasta las elecciones de noviembre, tanto Obama como Bernanke, se juegan el puesto con lo que cuidarán muy de cerca las cotizaciones de los principales índices americanos para mantener contenta al colectivo financiero”, afirma Miguel Méndez, director de Big Deal Capital.
Con la Fed soportando también el mercado, la ‘Teoría del ciclo presidencial’ nos dice que éste debería ser un año alcista.

Renta Fija: ganan atractivo las apuestas de riesgo
Con la tregua a los mercados de renta fija de la periferia europea, la curva del bono alemán ha repuntado y, según Groupama AM “este movimiento puede continuar en el corto plazo, por lo que vamos a estar infraponderados en bund alemán”. En cambio, apuestan por “aumentar la exposición en España e Italia desde la infraponderación anterior hasta niveles de neutral”.
Respecto a la renta fija empresarial, “hemos visto que los últimos acontecimientos han provocado un fuerte apetito de este papel con vencimientos inferiores a los 5 años, que ofrecían Tires muy atractivas por la penalización del riesgo país en los meses anteriores. Además, el buen comportamiento en el año en términos de rentabilidad pensamos que va a continuar”, reconocen desde Groupama AM, por lo que pasan a “sobreponderar nuestro posicionamiento en crédito para lo que queda de año, pues los títulos de compañías de países periféricos pueden ser el motor para alcanzar rentabilidades positivas”.

Renta variable: más recorrido en Europa que en Wall Street
Teniendo en cuenta que las políticas monetarias de los bancos centrales han cimentado las subidas de las bolsas, varias son las casas de expertos que ven ahora más recorrido en el mercado europeo que en el americano, ya alcanzando máximos de 5 años.
Los sectores y valores que tendrán más interés dentro del Ibex 35 serán, según Gisela Turazzini, co-fundadora de BlackBird Group,“los más castigados por la crisis. Si la crisis sigue en vías de solución veremos como los bancos y las inmobiliarias siguen con las subidas y las empresas con elevadas rentabilidades por dividendo como Telefónica, Iberdrola o Repsol”. Álvaro Blasco también ve potencial en las eléctricas, que están ganando fuerza tras la publicación de la nueva reglamentación por el Gobierno español. Acciona e Iberdrola por ese orden nos parecen buenas apuestas”.
En el mercado europeo, Blasco apuesta por valores más bien defensivos y el lujo.
Apostando también por la continuación de la tendencia alcista en Wall Street para el último trimestre del año, Miguel Méndez aconseja tomar posiciones alcistas en “General Electric, McDonalds. Además, augura subidas en el sector inmobiliario y constructor”.

SI DESEA LEER EL ARTÍCULO AL COMPLETO Y CONOCER LAS RECOMENDACIONES DE INVERSIÓN EXTENSAS DE LOS EXPERTOS, SUSCRÍBASE A NUESTRA REVISTA AQUÍ.

 Contenidos Ei Premium

 

- Estrategia sobre Técnicas Reunidas
- Estrategia sobre Ferrovial