Dos factores a analizar cuando se habla de sistemas automáticos: velocidad y esperanza así como la combinación de modelos. Manuel Andrade, experto de MEFF de las alternativas para invertir en los mercados. Porque, reconoce, el peor enemigo de un inversor es uno mismo, por no confiar en los sistemas automáticos. 

Dar una idea, en un momento de dudas como el actual,  y "poner de manifiesto de cuáles son las alternativas de inversión que tiene ahora el inversor", reconoce José Ignacio Navas, presidente de Interdin. Es el principal tema del evento que el broker  organizó el evento en la Bolsa de Madrid con la exposición de Manuel Andrade, experto de mercados de MEFF. 

Este experto expone en el evento organizado por Interdin.com la importancia de la velocidad y  muestra  varias diapositivas que responden al ¿Cómo creían en 1910 que sería el año 2000? En base a unas diapositivas se expone que en aquel tiempo se pensaba que en el 2000 los bomberos volarían, barberos automatizados, los coches volarían e incluso los periódicos serían escuchados en vez de leídos. Pero sobre todo, los alumnos no leerían libros sino que los escucharían a voluntad del profesor. Esto es internet.

¿Por qué existe la necesidad de ir más rápido? Aquí entra en juego la combinación entre velocidad y esperanza matemática. El resumen de todo está en saber cuántas operaciones tengo que hacer para ganar una cantidad determinada. Por ejemplo, con un modelo en el que gane de media un 5% por operación, en 500 euros ganaría 25 euros. Para ganar 100 euros tengo que hacer 4 operaciones…cuando más quiero ganar en el día, más tengo que hacer. Modelos con esperanzas mayores, no me obligan a hacer tantas operaciones. La combinación de estos modelos es lo que reduce la volatilidad de la cuenta de pérdidas y ganancias.

La frecuencia, importa

La frecuencia también importa. Dos sistemas: a) 0.3 esperanza. b) 1.2 esperanza. ¿Cuál es el mejor? A priori, el que da más. Pero cuando acotamos todo a la misma unidad de tiempo, si el sistema a) hace 50 operaciones y el b) hace 5; multiplicamos número operaciones por esperanza, tenemos una esperanza de 15 contra las 6 del otro. Entonces no me importa tanto la esperanza como la frecuencia.

¿Dónde estamos exactamente? Cada vez hay más público, los traders de alta frecuencia admiten que cada vez hay más público profesional agrupado que hace las mismas estrategias que ellos. En el mundo hay cerca de 400 firmas que hace trading de alta frecuencia y el 2% hace el 73% del volumen contratado en acciones en el mundo. “Esto es lo que irrita a los grandes bancos de inversión, que son los que tutelan y financian muchas veces”. De hecho esta actividad de alta frecuencia nació en su seno – Goldman Sachs – y está virando a grandes boutiques. Es la paradoja que existe.



Todos los sistemas de ejecución para órdenes se automatizan. Todo esto nace porque a la creciente demanda que hay en la inversión institucional que da órdenes a los prime brokers tienen que ser órdenes que no impacten en los mercados. A partir de ahí se desarrollan algoritmos de ejecución, en paralelo al trading de alta frecuencia. Lo que queremos son mercados centralizados, con un único precio. Además hay que tener en cuenta que el ciclo de esfuerzo humano para comprar y vender – entre que tomas las decisión son 1.8 segundos- pero llegará un día en que harán perfectamente compatible una jornada de trading y la actividad laboral. Ahora somos muy lentos.

El mayor enemigo del trading somos nosotros mismos, por no confiarlo a una máquina.

A la hora de operar, la clave está en la diversificación, la combinación de sistemas. A partir de ahora, la típica diversificación que se hace es por activo. Pero esto está cambiando también. Es clave establecer un período de tiempo y modelos de trading. ¿A quién no le gusta ir a casa sabiendo lo que se ha ganado o perdido? Diversificación también es aplicar el mismo modelo en diferentes intervalos de tiempo. Este experto reconoce que la diversificación aplicada a diferentes intervalos de tiempo, reduce la correlación.

La pregunta a resolver, concluye es ¿qué tenemos que hacer para ganar?

Hay muchas opciones para ganar dinero con algoritmos . El más conocido son Snifers, los que “huelen” donde cree que están los demás. Usan modelos para saber qué se están ejecutando en el resto de entidades. Entre los algoritmos no públicos: cazadores, algoritmos basados en patrones históricos sobre la premisa de que las condiciones del mercado no se alterarán por tus propias acciones. Los inductores, son los que intentan ganar en base a inducir cambios en el mercado. No usan Back Testing.