La oferta pública voluntaria de adquisición de acciones de LetterOne, de 0,67 euros por acción, es parte de su plan de rescate integral para DIA. Para el supervisor de los mercados, sin embargo, "no es equitativo".

La CNMV autoriza la OPA de DIA por Fridman, a pesar del precio

El consejo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha autorizado la oferta pública de adquisición (OPA) voluntaria sobre el Grupo Dia presentada por L1 Retail, división de comercio minorista de LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman y propietaria del 29% de Dia, pero considera que el precio de 0,67 euros por acción ofrecido "no es equitativo"

En concreto, el órgano presidido por Sebastián Albella, que admitió a trámite la oferta el pasado 8 de marzo, ha autorizado la operación al entender ajustados sus términos a las normas vigentes y considerar suficiente el contenido del folleto explicativo presentado tras las últimas informaciones incorporadas el pasado 26 de marzo.

De esta forma, la oferta se realiza sobre la totalidad de las acciones del grupo de alimentación que no posee a un precio de 0,67 euros por título.

Sin embargo, la CNMV considera que el precio ofrecido por Fridman para hacerse con la compañía "no tiene la consideración de precio equitativo" previsto en el Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores. Así, ha señalado que la efectividad de la oferta está sujeta a determinadas condiciones en los términos que figuran en el folleto explicativo.

La CNMV informará del plazo de aceptación de la oferta cuando el oferente publique el primero de los anuncios previstos en el artículo 22 del Real Decreto 1066/2007.

El plan ruso de LetterOne

El pasado 20 de marzo la junta de accionistas de Dia respaldó el plan de rescate de LetterOne, ante la poca asistencia a la misma, ya contó con un 'quorum' del 54,3% del capital social y más de la mitad, el 29,01%, correspondía a la sociedad vinculada al inversor ruso.

Esta OPA forma parte de dicho plan, que consta de otras dos partes. La primera es el compromiso de respaldar una ampliación de capital de 500 millones de euros para dotar de una estructura de capital viable a largo plazo, que está condicionado al resultado positivo y la posterior liquidación de la OPA voluntaria y a que Dia alcance un acuerdo satisfactorio con su banca acreedora.

La otra parte es un plan de rescate integral para garantizar el futuro de Dia, basado en seis pilares, liderado y supervisado por L1 Retail, que resulte en la reconversión integral de la compañía en los próximos cinco años. Los seis pilares que incluye el plan son: una nueva propuesta de valor comercial, reajuste de precios y promociones, una estrategia de red de tiendas adecuada, reclutar nuevo liderazgo y desarrollar el talento interno, mejorar la ejecución de operaciones minoristas e invertir en la marca y en marketing.