Los mercados cumplen un año tras aquel 24 de junio de 2016 donde el IBEX35 registró la mayor caída en su historia (12,35%).

Hoy, habiendo llegado a subir a primeros de mayo más de un 47% la situación es opuesta. A corto plazo el selectivo español viene formando soporte en la zona de 10.550 puntos, siendo el hueco alcista abierto en 10.400 puntos su siguiente referencia de soporte:

 

La pérdida de la normalidad correctiva y del canal alcista desde la victoria de D.Trump hace probable que en los 11.200 puntos haya comenzado un tramo correctivo complejo, por lo que rebotes hacia los máximos expuestos (11.200) los trataríamos por ahora con visos bajistas.

Embi spread: tímidos detalles que apuntan a subidas

Este indicador creado por JP Morgan mide el riesgo emergente al representar el diferencial de tipos de interés de los bonos emitidos en dólares por estos países frente al tipo de interés oficial de los bonos americanos. Un mayor diferencial en los bonos emergentes emitidos en dólares supondrá un mayor riesgo país, y por ende problemas en sus bolsas. Nótese dos detalles en este indicador.  El primero es que ha roto la directriz bajista desde los máximos de mediados de 2015, lo que siempre ha traído problemas a las bolsas en el medio plazo. El segundo es que el indicador muestra una estabilización a las caídas desde mediados de 2016 (junio, Brexit) lo que siempre ha conllevado repuntes posteriores:

 

Los repuntes de este indicador se correlacionan con caídas en las bolsas emergentes y también generalmente con peores comportamientos en el resto de bolsas mundiales.

Escenario Ibex35:

Aunque la pata alcista actual haya sido más violenta de lo previsto en mayo del año pasado, en el medio/largo plazo mantendríamos el boceto planteado entonces:

Fase 1: caídas que volvían a niveles de mínimos de febrero 2016. (BREXIT)

Fase 2: importante rebote desde los niveles de mínimos de febrero (en donde aún nos encontramos). (ACTUAL)

Fase 3: réplica bajista importante. (¿2017-2018?)


 

Tras haber alcanzado el Ibex35 niveles de 11.000 puntos se trata de ver dónde tiene más opciones de dirigirse en el medio plazo en el siguiente movimiento, ¿hacia los 13.000 puntos u 8.000 puntos?

Desde junio 2016 (Brexit) los mercados aún no han perdido niveles que sugieran un agotamiento de la tendencia en el medio plazo. No obstante, el estado excepcional de los indicadores lentos en varios activos así como las exigentes pendientes de subida planteadas desde hace un año sugieren la proximidad del comienzo de un periodo más conflictivo en el medio plazo, lo que nos invita a pensar en la segunda opción planteada. En todo caso iremos paso a paso, esperando los síntomas efectivos que a nivel técnico den por concluida la FASE2 planteada en su día.

En resumen, por las diferentes razones expuestas en la sección de análisis técnico de renta4.com (Perspectivas técnicas e ideas de inversión) pensamos que si hace un año el BREXIT no invitaba a pensar en vender de fondo, en niveles de 11.000 tampoco pensamos que sean niveles en los que comprar de fondo. En este sentido nuestro mensaje sería  infraponderar renta variable en el medio plazo, aprovechando los rebotes que las correcciones vayan produciendo para reducir exposición.