Jornada de pocos cambios en Europa. Hemos pasado el día temerosos de la lectura de actas de la última reunión del BCE por si aparecía algo del famoso tapering, pero cuando se ha visto que no había nada de eso, entonces nos ha frenado Wall Street que no tenía el día. Por un lado por malas noticias corporativas del sector cuidados de salud, y por otro por temor al dato de empleo de mañana que ya sabemos cómo se las gasta.
 
Mucha gente usa el término “taper”, vean como explica la Wikipedia su origen en esta cita:
 
Con independencia de que estos recipientes correspondan o no a los comercializados bajo la marca Tupperware,1 en español se ha popularizado el apócope táper (plural: táperes) como adaptación española del extranjerismo tupper2 para designar a este tipo de recipientes herméticos. La Fundéu señala que el término táper está recogido en obras lexicográficas de referencia del idioma español (como el Diccionario Clave y el Diccionario del español actual de Manuel Seco, Gabino Ramos y Olimpia Andrés).1 No obstante, la Real Academia Española recomienda emplear los nombres tradicionales en nuestra lengua, a saber, fiambrera, tartera, tarrina o lonchera.
 
Pues ya ven, todo viene de los legendarios productos de Tupperware. Ahora en ese afán de buscar palabras inglesas raras para cualquier fenómeno económico está de modo el “tapering”, que no es nada relacionado con las fiambreras, bueno en cierta forma sí, porque como se le ocurra hacerlo, quien va a terminar fiambre va a ser el mercado de la que se va a liar…
 
Se ha tenido miedo al tapering, en los últimos días. Y durante toda la sesión se ha tenido mucho respeto, porque a las 13h30 se publicaban las actas de la última reunión y se temía que podía aparecer algo de este dichoso tapering, es decir, que el BCE empiece a frenar la QE. Pero nada de esto ha aparecido en dichas actas, y las bolsas europeas se recuperaban, hasta que han sido de nuevo frenadas por el mal día que tenía Wall Street que no quería líos con el dato de empleo de mañana.
 
Vamos con la crónica al completo de la sesión.

Se esperaba una apertura moderadamente al alza en Europa, estos son los factores a considerar.
 
La principal causa de la subida, es el alza de ayer al cierre en Wall Street. Aunque es una vela positiva, sigue inmersa dentro de un completo movimiento lateral. Dos motores alcistas ayer en EEUU. Por un lado las petroleras, muy favorecidas por el alza del oro negro, ante datos de inventarios muy por debajo de lo esperado. Ahora se lucha contra la cifra psicológica de los 50 dólares por barril como resistencia.

El otro motor alcista fue el sector bancario. Subió favorecido por el fortísimo dato de ISM de servicios, que fue la mayor subida mensual desde 2011, y que sube notablemente las posibilidades de subidas de tipos, lo que favorece a este sector.

Hay que tener en cuenta que mañana se da el dato de empleo lo cual podría condicionar la sesión de hoy. Varios miembros de la FED han dejado claro que con la mejora de datos recientes en general, un fuerte dato de empleo podría ser decisivo para la decisión de alza de tipos.

Lógicamente el dólar se fortaleció con estos vientos de tipos más altos, y esto a su vez, está perjudicando mucho al oro que está en mínimos de 3 meses. Deutsche Bank dijo ayer por la noche que cree puede estar a punto de una fuerte bajada.

El mercado en los dos últimos días en Europa, se vio presionado claramente por la noticia de que el BCE podría estar preparando una bajada de la cantidad que destina a compras de la QE. Por los comentarios y análisis que vamos leyendo, puede que el mercado no haya exagerado, y sea totalmente posible que se prepare algo así. Barclays, por ejemplo cree que es verdad y que lo anunciará en marzo de 2017. Asunto a seguir.

El Nikkei ha subido 0,45%, gracias a la fuerte debilidad del yen de los últimos días, y los mercados chinos siguen cerrados por festivo. Tonterias pocas, una semana de fiesta…

Vamos con las noticias corporativas. 

Twitter a la baja en el nocturno ante noticias de que Google no tiene intención de comprarlo, como se había especulado ayer.

Deutsche Bank. Según Reuters el gobierno alemán, en la sombra, estaría echando un cable al banco alemán, para encontrar una solución rápida al litigio que tiene en EEUU. Ya está la mano de Dios, por ahí...¿Dónde estaba el gobierno alemán cuando el banco cometía las ilegalidades? El valor ante la noticia sube 0,7% en preapertura

Fiat Chrysler. EEUU acusa a la compañía de engaño a sus accionistas sobrestimando su capacidad de atenerse a las reglas de seguridad de sus vehículos.

Osram. Un grupo chino quiere comprar la compañía alemana de fabricación de bombillas.  El valor sube 11% en preapertura

Easyjet da malas previsiones de beneficios.

Dialog Semiconductor sube 3% tras las noticias de que sube previsiones gracias a buenas ventas en China

Basf. UBS sube de neutral a comprar.

En cuanto a datos macro europeos. 

Pedidos a fábrica en Alemania +1% cuando se esperaba +0,3%.

No hay más datos importantes a publicar hoy.

 
Las bolsas europeas evolucionan a la baja moderada. Y eso que han empezado al alza, pero claro, el motivo no era demasiado perfecto. Subíamos porque los bancos están más fuertes ante los vientos de subidas de tipos en EEUU y de posible tapering en Europa, que les beneficia. Pero les beneficia a ellos, a los demás sectores de hecho les asusta. También los bancos se beneficiaban de los rumores que dicen que Merkel anda negociando por detrás con EEUU para “arreglar” lo de la multa a Deutsche Bank.
 
Pero al final no ha sido suficiente la fortaleza de los bancos para aguantar el tipo, porque sigue habiendo bastante preocupación con todo esto del tapering. Es la nueva moda fetiche de las bolsas, como con lo de Deutsche Bank ya se aburren, ahora nos hemos pasado a esto del tapering, que me recuerda las fiambreras esas de plástico que usaba mi madre. ´
 
Y resulta que a las 13h30 se leen las actas de la última reunión del BCE, y más de uno teme que se haga alguna mención en dichas actas a una posible reducción de las compras, por lo que han liquidado, y las bolsas se han dado la vuelta a bajas moderadas. Desde luego si aparece alguna mención seguramente vamos a tener problemas. Si no, seguiremos igual.
 
Según cuentan las crónicas es posible que no sea lo que ha entendido el mercado, sino simplemente tomar algunas medidas que le permitan seguir con las compras sin problemas, teniendo en cuenta que con la burbuja que se ha creado cada vez hay menos bonos disponibles.
 
También debe estar influyendo seguramente, esa prudencia que les entra a los operadores más grandes cuando se está en vísperas del dato de empleo, donde las volatilidades se pueden disparar. Este dato de mañana puede tener mucho que decir. Si sale muy fuerte, los de la FED se van a tirar como lobos a hacer declaraciones sobre subir los tipos de interés. Incluso puede que empiecen a decir que podría ser en noviembre, aunque con las elecciones encima parece poco probable.
 
Dos protagonistas en la jornada de hoy. El bueno es Osram, el fabricante de bombillas alemán, que ante rumores de compra por parte de un grupo chino, está volando al alza.
 
El negativo es la compañía aérea easyjet, que se desploma el 6% a mínimos de tres años y medio, tras dar unas mañas cifras, arrastrando con él a todo el sector aéreo, y desde luego IAG en España no es una excepción.
 
El petróleo anda más o menos tranquilo. Ayer fue una de las claves alcistas de la jornada en Wall Street, pero parece que le cuesta pasar de la zona de 50 dólares, que es resistencia.
 
A destacar el desplome de twitter en el mercado nocturno ante la noticia de que puede que no haya compradores de la compañía dispuestos a comprar ya, como se había descontado en días anteriores.
 
Mientras tanto esperamos qué pasa con las bolsas, y por si acaso, resulta muy interesante que tengamos en cuenta esta interesante táctica.
 
Resulta que según un estudio realizado por el banco norteamericano Merril Lynch sobre una posible cartera compuesta única y exclusivamente por el índice SP500 y el índice VIX  se encuentran resultados impactantes. La combinación óptima parece que se sitúa en un 90 por ciento de SP 500 y un 10 por ciento del índice VIX. Si se aplica, según Merril Lynch, esta cartera desde 1986 a 2003 se consigue batir de forma regular y consistente al índice, yo diría que de forma espectacular.
 
Frente a una media de beneficio anual comprando simplemente el índice del 9,4 por ciento, el añadir ese 10 por ciento de VIX lleva a una media de beneficio en esos 17 años de 14,3 por ciento, es decir, casi un 5 por ciento más al año y eso es mucho dinero.
 
Pero no sólo se obtiene esta ventaja, sino que además la volatilidad de la nueva cartera además de ganar más tiene una volatilidad más baja que comprando el índice puro, lo que sin duda es mucho más conveniente para los nervios de los operadores y partícipes de los fondos. En concreto, con esta combinación, la volatilidad media baja del 17,7 por ciento al 13,5 por ciento, con lo que a su vez se consigue un ratio de Sharpe mejor.
 
El gran problema de esto, es que es un estudio muy teórico, pero en la práctica para poder replicar al VIX hay grandes problemas, los futuros te comen con los roll over, los ETFS que se supone replican al VIX rozan la tomadura de pelo, pues siempre bajan, al estar siempre haciendo roll over… no es tan fácil.
 
No obstante, en esencia, en todo caso me parece una llamada de atención sobre algo que es muy frecuente, el que se opere sin tener en cuenta absolutamente nada la volatilidad. En cualquier caso, sigo recordando que si usted está siguiendo sistemas automáticos debe vigilar siempre muy de cerca el VIX, pues cuando está en lecturas altas son recomendables tácticas operativas que operen bastante con sesgo más bien bajista, y al revés cuando está bajo. En todo caso, uno debe estar informado si su sistema se comportará de forma diferente con un VIX a 12 que a 30, sea cual sea el sesgo de la tendencia.
 
Existe un indicador parecido para el DAX que es el índice VDAX.
 
En fin, que la volatilidad es conveniente que esté siempre en nuestro análisis como un factor a considerar en nuestras estrategias.

Las actas del BCE:

Opinan que es crucial mantener un importante apoyo monetario. Consideran que tienen capacidad para actuar si es necesario con todos los instrumentos disponibles, y que no se basan en las expectativas del mercado.
Y ojo a esto:

El Consejo tiene capacidad para ajustar los parámetros de la QE para lograr las cantidades objetivo. Creen que deben ejecutar las compras en línea con las decisiones pasadas y adoptar nuevas medidas incluso si fuera necesario.

No veo nada de tapering por ningún lado, y creo que el mercado se ha confundido y lo único que dice el BCE es que puede hacer ajustes pero no para frenarla, sino porque tiene problemas para encontrar activos disponibles.

Europa se mantiene en cierto equilibrio mientras estamos ya muy pendientes del dato de creación de empleo de mañana

Europa se mantiene muy cerca de los máximos de esta semana gracias a que tiene buen pie el súper sector bancario que está subiendo más del 1% gracias a esa combinación de esperanza de subidas de tipos de interés en Estados Unidos y también los nuevos comentarios del vicepresidente de la Reserva Federal pidiendo acciones políticas para que se les permita subir los tipos de interés mejorando la economía de fondo.

Además, recordemos que los bancos están metidos en una situación en donde se espera de ellos una nueva concentración porque el sector no da para más y además el Deutsche Bank está tranquilo porque Alemania parece que no le va a buscar las cosquillas por sus operaciones en Rusia, lo que eliminaría una posible nueva multa que añadiría más miedo a la que está pendiente con el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Otro punto positivo es que el Fondo Monetario Internacional de momento no ve al banco como para pedir rescate, así que la reestructuración puede ser una salvación para eliminar gran parte de este peligro.

Si los bancos están bien, el Ibex 35 está bien y ahora mismo es uno de los mejores de Europa, aunque no por mucho porque la espera al dato de mañana es contundente.

Los problemas en el día de hoy que están en las portadas son del sector de las aerolíneas y también de los servicios aéreos, ya que EasyJet ha dado un aviso de que los eventos como la salida de Reino Unido de la Unión Europea y los atentados terroristas van a mermar sus beneficios cerca de un 29%. El mercado cree que esto le puede pasar a más aerolíneas y si ellos tienen menos beneficios, se repercutirá de alguna manera en los servicios aéreos, así que uno de los peores del Ibex 35 es AENA.

El mercado de divisas también está esperando, con una cierta pausa en la libra tras los comentarios desde el Banco de Inglaterra diciendo que si el desplome de su moneda es demasiado abrupto y sin control, se verán obligados a intervenir, lo que se ha añadido a la sobrecompra o sobreventa que ha alcanzado el par en función de la fortaleza de una de las monedas y eso nos está parando un poco.

El dólar está teniendo apoyo en su cruce contra el yen, dando un poco más de altura a la rotura de la directriz bajista desde los máximos que alcanzamos cuando tocamos como resistencia la media de 200 semanas. En el cruce euro dólar nos estamos quedando ya sin espacio para movernos y será el dato de mañana el que decida por dónde romper.
Wall Street se ha levantado de mala gana al ver que el dato de paro semanal ha vuelto a bajar otra vez y casi le sirve en bandeja a la Reserva Federal seguir pensando en subidas de tipos de interés y todo el mundo está muy pendiente del dato de creación de empleo de mañana.

Puntos importantes para la decepción que estamos teniendo en estos momentos es que todo el sector minorista está muy tocado y hay varios de estos valores dentro del Dow Jones están ejerciendo presión bajista. Wal-Mart ha decepcionado por las malas previsiones de beneficios por acción para el año que viene, Johnson and Johnson se contagia y también se lleva abajo las empresas de tarjetas de crédito, pensando en un posible cierto frenazo del consumo.

El dólar vuelve a tener fuerza otra vez en todos los cruces importantes y los tipos de interés en Estados Unidos en el mercado secundario también aumentan, por lo que estos últimos movimientos hacen que la resistencia de la media de 50 sesiones en el futuro del SP 500 sigue manteniéndose con fortaleza.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue neutral y con la misma baja actividad que tuvimos una vez terminadas las vacaciones y pasado el vencimiento trimestral de septiembre. Sin cambios.

Fischer (FED), vuelve a hablar sobre subir los tipos de interés

Ayer habló en una conferencia en la Reserva Federal de Nueva York y comentó que subir los tipos de interés no es una cuestión fácil para la Reserva Federal, ya que está flanqueada por factores que están fuera de su control como una baja demanda de dinero físico y además ahorros no tanto por una voluntad de ahorrar sino como medida de precaución ante problemas futuros por falta de confianza.

En referencia a lo anterior, pidió ayuda para poder subir los tipos de interés y para poder calmar los dos factores anteriores pide a los políticos que generen condiciones que reduzcan los anteriores puntos. Sin embargo, para poder mejorar lo anterior apunta a cosas que no son de corto plazo sino más bien de muy largo plazo porque aboga por una mejor formación de la ciudadanía, mejoras en la infraestructura pública, medidas que alienten la inversión privada y sobre todo una regulación y leyes más efectivas, combinación que debería generar un crecimiento más rápido.

También habló de lo preocupado que está por los tipos naturales de interés, o el nivel de tipos de interés que fomenta la inversión pero que no dispara la inflación. Considera que estos tipos naturales están muy bajos y eso puede ser una muestra de que hay problemas económicos que se han asentado profundamente y esto debe ser tenido en cuenta porque quizá están apuntando a una era muy larga de reducción de la capacidad de crecimiento rápido de la economía y a su vez mantener los problemas que evitan que se pueda crecer rápido.

EasyJet, al final los eventos inesperados pasan factura

Hoy ha dado malas noticias al sector de las aerolíneas que ya estaba tocado por las perspectivas de recuperación del precio del crudo.

Hoy ha dado un mal profit warning diciendo que su beneficio podría caer cerca del 29% porque consideran que han sido desproporcionadamente afectados por eventos extraordinarios este año como por ejemplo los ataques terroristas en Europa y además la salida de Reino Unido de la Unión Europea que ha hecho que se desplome la libra, lo que reduce el valor según sus beneficios considerablemente, pues la cotización de la libra está en zonas no vistas desde hace 30 años.

Wal-Mart, no ve bien el año que viene

El gigante minorista de Estados Unidos ha dado un susto al mercado porque dice que para su año fiscal 2018 espera unos beneficios ajustados en un rango que más o menos es el de este año y el mercado le ha sentado mal porque esperaba crecimiento.

Lo que sí ha reafirmado son sus perspectivas de beneficios por acción para este año que rondan entre los 4,15 $ y los 4,35 $. Además, dice que su programa de recompra de acciones podrá acabarse a finales de su año 2018.

También se nota que pasa algo porque esperaba abrir 130 tiendas nuevas este año dentro de Estados Unidos y se va a quedar 55 por debajo.

Los datos de Europa de hoy:

Alemania:

Pedidos a fábrica de Alemania del mes de agosto nos dejó una variación intermensual del 1%, muchísimo mejor de lo esperado quiera frenar a un crecimiento del 0,2% desde el 0,3% anterior.

Si miran el gráfico adjunto, de momento el año es positivo:

Suiza:

IPC de Suiza del mes de septiembre pasado positivo con un crecimiento de 0,1% y compensa el descenso de -0,1% del mes anterior, justo la mitad de lo esperado quiera crecer 0,2%.

En términos interanuales las noticias son negativas pues seguimos en terreno por debajo de cero y además empeorando, pasando de -0,1% a -0,2%, peor de lo esperado que era mantenerse en ese -0,1%.

Eurozona:

Malas noticias del índice de directores de compra minorista de la zona euro porque de estar en expansión en 51, pasamos a contracción en 49,6.

Los datos de EEUU de hoy:

- Despidos corporativos calculados por Challenger, Gray & Christmas suben de 32.200 a 44300.

- Las peticiones de subsidio de paro de la semana del 1 de octubre bajan de las 254.000 anteriores a 249,000, menos que las 257.000 esperadas.

La media de 4 semanas baja de 256.000 a 253.500.

El total de perceptores baja de 2,064 millones a 2,058 millones cuando se esperaba 2,090 millones.

Por lo tanto dato mejor de lo esperado claramente, que parece confirmar la nueva oleada de buenos datos, que estamos teniendo en los últimos días. Sube posibilidades de alza de tipos, por ello difícil de interpretar para las bolsas en general y bueno para el sector bancario. Claramente bueno para el dólar y al revés para los bonos.

Resumiendo la sesión, jornada de pocos cambios en Europa. Hemos pasado el día temerosos de la lectura de actas de la última reunión del BCE por si aparecía algo del famoso tapering, pero cuando se ha visto que no había nada de eso, entonces nos ha frenado Wall Street que no tenía el día. Por un lado por malas noticias corporativas del sector cuidados de salud, y por otro por temor al dato de empleo de mañana que ya sabemos cómo se las gasta.