El gestor de los aeropuertos españoles Aena ganó 1.018,5 millones en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 5,5 % respecto al mismo período de 2017, gracias a la evolución positiva del negocio, la disminución del gasto financiero y, en sentido contrario, un mayor gasto por impuesto de sociedades.

El resultado bruto de explotación, ebitda, alcanzó los 2.032,2 millones -incluyendo 59,8 millones por efecto de la consolidación del aeropuerto londinense de Luton-, lo que supone un incremento interanual del 4,3%, ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), recoge la Agencia EFE.

La cifra de negocio aumentó un 5%, hasta los 3.250,4 millones de euros, destacando la evolución de los ingresos comerciales -que representan el 27 % de los totales- que experimentan un crecimiento del 8,2%, con 877,4 millones.

Los pasajeros aumentaron entre enero y septiembre un 5,4% hasta los 216,8 millones de personas.

El flujo de caja operativo se reduce un 2,8% hasta los 1.772,7 millones, que se ha visto afectado por el cobro en 2017 de la devolución del impuesto sobre sociedades correspondiente al ejercicio 2015 y por el cambio en 2018 de una compañía aérea en la forma de pago. Excluidos ambos efectos (148,7 millones de euros), el flujo de caja operativo habría aumentado un +5,7%.