Hastío, aburrimiento, hasta el moño, cualquier apelativo es poco para calificar el sentimiento inversor sobre Grecia. A ver si este fin de semana llegan por fin a un acuerdo, tras este despliegue de numeritos tácticos, de declaraciones maniqueas, de fobias y de filias, y volvemos a recuperar el mercado.
 
No tengo ganas de hablar más de Grecia, ya es como cuando de crío me comí 5 turrones de Alicante seguidos y tuve tal indigestión que no he vuelto a probar el turrón en mi vida… Tengo empacho de Grecia…
 
Hablemos del mercado. Porque el mercado sigue ahí, y lo hemos tenido fácil con lo de Grecia, se le echaba la culpa de todo, pero veamos…
 
¿Qué % de influencia ha tenido Grecia en el comportamiento de Wall Street? Porque EEUU no va a ningún lado, alguna excepción hecha como el Nasdaq, donde me da tal vértigo de entrar que ni en broma…
 
Como ya decíamos el otro día, hay un poquito de  intoxicación informativa desde la prensa de EEUU con los titulares de Nasdaq máximos históricos. La realidad es que en los grandes índices, como S&P 500, NYSE, Dow Jones, lo único que hay es un lateral de órdago en todo lo que va de año camino de ninguna parte.
 
Por ejemplo fíjense sí se mueve poco el Dow Jones, que ayer daba un dato muy curioso Bespoke Investments.
 
Desde primeros de año ha cruzado 33 veces la media de 50 días arriba y abajo. Es normal porque al estar en lateral es más fácil… pero desde 1900 nunca había pasado esto tantas veces… el récord anterior data de la década de 1910-1920, donde en una ocasión pasó esto 28 veces… Vamos, que estamos batiendo récord de movimiento lateral. Un lateral que podría ser perfectamente una distribución de papel.
 
Y como decía ¿qué tanto de culpa tiene Grecia de todo esto?
 
En mi opinión prácticamente ninguna. Algún pequeño porcentaje pero muy poco.
 
Wall Street está así porque lleva subido mucho, porque los beneficios empresariales no justifican estas valoraciones, y porque se acaba el mayor ciclo de la historia de EEUU de tipos laxos. No hay parangón histórico y no se sabe cómo se va a reaccionar.
 
Y Grecia aquí no pinta nada. Ya vamos sacando conclusiones. Eso sí, no olvidemos que bajar no se baja porque las recompras de acciones propias en zona de máximos históricos siguen metiendo una cantidad ingente de dinero, y además siguen encogiendo el mercado. Wall Street se va haciendo más pequeño, al haber esta cantidad de recompras.
 
Evidentemente, Europa, siempre depende mucho de lo que haga EEUU y este panorama, con los grandes operadores más en distribución que otra cosa no nos ayuda en nada.  Y tiene mucho que ver en esos canales bajistas en los que andamos metidos desde hace tiempo.
 
Pero pasemos a Europa.
 
Aquí tampoco los beneficios justifican bien las valoraciones.
 
El Wall Street Journal ha publicado un artículo de reflexión “Greece’s Slippery Grip on Global Markets”
 
 
donde defiende que la importancia de Grecia no es tanta.
 
Barclays publica una encuesta entre 900 inversores y solo el 20% creen realmente que una salida de Grecia del euro sería un grave problema financiero.
 
Mi opinión ya la saben, dudo mucho que no pase ahora, sino más adelante, porque esto de Grecia va para largo. Si saliera del euro, no va a pasar nada más que volatilidad fuerte a largo plazo. Mi opinión es la misma en el fondo que la del Wall Street Journal, cuando se levante la polvareda sería una ocasión de compra.  El BCE tiene cortafuegos de sobra para parar el problema, y se está sobredimensionando el problema, que sin ser leve, ni mucho menos, porque el pufo de deudas griegas de más de 200.000 millones de euros, no es tan imparable.
 
También se sobredimensiona el alcance del posible acuerdo al que pueden llegar ahora y que enmascara la única realidad, y que es que Grecia está quebrada, que ni ahora ni nunca va a poder pagar sus deudas, que no hay un plan creíble para sacarla adelante ni por la Troika ni por su propio gobierno y que tarde o temprano estaremos en las mismas otra vez.
 
Así que intentemos ver, más allá de Grecia en Europa, y lo que vemos son estructuras de fondo alcistas, dentro de una fase correctiva, que habrá que ver si se convierte en algo más, de momento sólo eso. Sin olvidar en ningún momento que la QE sigue ahí, y eso pesa más de lo que parece.
 
Pasemos ahora al mundo del análisis técnico.
 
Muy interesante el trabajo que presenta Thomas Bulbkowski, en un número de hace año y pico  de la revista Stocks and Commodities sobre los patrones en los charts que mejor funcionan.
 
El trabajo es ingente. Ha analizado nada menos que 37.696 gráficos diarios desde 1988 hasta 2012.
 
Les ha aplicado 37 patterns alcistas y 35 bajistas, para intentar encontrar cuales son los más efectivos. Y sus resultados son muy interesantes y hay que tomar buena nota de ellos.
 
Los 10 mejores alcistas son estos, midiendo hasta el primer máximo relativo, no hasta el final de la tendencia, en suma midiendo el primer impulso:
 
1- Banderas "high and tight" Pueden ver en este enlace a la web del autor lo que es:
 
Media de subida tras la figura del 30,57%.
 
Queda muy claro que las banderas de este tipo son la mejor figura alcista con mucha diferencia que podemos encontrar.
 
2- Banderas. Con 15,77% de media alcista.
3- Diamantes formando suelo, 13,96%.
4- Banderines, 12,76%
5- Rectángulos formando suelo, 12,48%
6- Suelo redondeado o sopera 12,42%
 
Hasta el décimo lugar tenemos los dobles suelos en varias modalidades y triángulos descendentes.
 
Queda por tanto claro que la mejor figura alcista que podemos encontrar es una bandera.
 
Pasemos a las 10 mejores para detectar giros a la baja.
 
La más importante es el diamante formando techo. Figura muy peligrosa, como ya sabemos todos por experiencia, con un 21,58% de bajadas, siempre recordando que el autor mide hasta el primer mínimo relativo, no hasta el final de la tendencia que se origina.
 
La segunda figura más bajista es una gran W, con -15,71%.
 
La tercera lo que él llama "scallops", lo pueden ver aquí:
 
Se pierde el -15,51%.
 
La cuarta soperas redondeadas bajistas, con bajada del 15,33%.
 
La quinta techo redondeando con bajada de 15,06%
 
La sexta la bandera bajista con caída del 14,78%,
 
Le siguen cuñas en diferentes modalidades, doble techos etc.

Con lo cual queda claro que la peor figura que podemos ver de cambio de tendencia es un diamante.