Europa está teniendo una sesión en estos momentos a pesar de ese atentado en Reino Unido en un concierto. La única reacción que se ha visto en el mercado es una ligera bajada de -1% en un operador de parques temáticos británico, Merlin Entertainments.

Por lo demás, el apoyo realmente fuerte que está teniendo el mercado se sitúa en los datos macroeconómicos que hemos conocido en el día de hoy, con un crecimiento del PIB de Alemania en el primer trimestre que crece con respecto al anterior y unos índices de directores de compra de Alemania, Francia y de la zona euro que avisan de más crecimiento en los próximos meses.

Como podemos imaginarnos, el mercado se ha sentido apoyado y ha conseguido quitarse algunas nubes de la cabeza que venían por la aceleración del eurodólar y que perjudicaba las exportaciones. De hecho, la encuesta de sentimiento realizada por el Instituto IFO en Alemania del mes de mayo ofrece potentes mejoras en todos los aspectos, desde clima empresarial, expectativas y además situación económica actual.

Por lo tanto, todo lo anterior ofrece soporte para los mercados de riesgo.

Si miramos al mercado por dentro, la mayoría de súper sectores están en positivo, pero hay uno en especial que es el de tecnológicas que está subiendo casi el 1,2%. El apoyo viene por parte de Nokia que ha ganado un caso de patentes a Apple, por lo que los accionistas se están frotando las manos con esos ingresos extra con los que no se contaba precisamente por esa lucha en los tribunales.

También, el súper sector de automoción y recambios, el apoyo principal del índice alemán, está subiendo casi el 1%, precisamente por todos esos datos macroeconómicos que apoyan la situación y que consiguen paliar el efecto negativo de tener un euro cada vez más caro.

Uno de los que más nos importa a nosotros, el de bancos, está subiendo casi el +0,9% con mejoras prácticamente en todas partes. Algo destacable es que Barclays ha mejorado la recomendación sobre el banco italiano BPM a sobreponderar desde neutral. Hay que tener en cuenta que Italia y su sector bancario siguen teniendo un problema enorme con los préstamos en problemas, pero que aumente la recomendación sobre un banco que tiene ese problema tan acusado, es algo destacable, e incluso diciendo que la cúpula directiva ha hecho un buen trabajo en el primer trimestre del año, aunque todavía tienen mucho por delante. Uno de los efectos más claros de que esta recomendación ha gustado mucho es que la prima de riesgo de Italia se ha reducido.

Entre los factores negativos, el de recursos básicos con un descenso de -0,7%, ya que el cobre está cayendo -0,6%. Las petroleras también tienen problemas porque el crudo de referencia tanto en Estados Unidos como en Europa está casi descendiendo -1% pues todavía hay muchas dudas acerca de la postura de la OPEP para generar un recorte más amplio de producción y además es que Noruega ha dicho que no tiene planes de recortarla. Encima aparecen noticias de un plan de EEUU para vender la mitad de las reservas que tiene, así que el precio lo pasa muy mal.