El efecto Trump se diluye en la sesión de hoy en las bolsas europeas. Tras las subidas de ayer y de parte de la mañana vuelven las ventas. Y el culpable es claramente el sectorial bancario. En el Ibex solo el Santander resta tantos puntos que liquida al Ibex.
 

Otros grandes valores del sector como Societe Generale o BNP lastran fuertemente al sector que si no cambia de aquí al final se va a encontrar con la peor semana desde noviembre del año pasado.
 
Y gracias que el sectorial de materiales básicos compensa en parte, por las buenas previsiones de Arcelor Mittal, y datos favorables al sector en China.
 
El caso es que como hoy no es el día de los bancos y el Ibex está hasta arriba…pues es el peor con diferencia…

s1

 
Aquí ven cómo es la peor semana desde noviembre. Y no hay una razón clara para la caída, menos una. Que es el sector más sensible a los líos políticos de la eurozona, y está claro que tenemos bastantes entre manos. Lo de Francia y Le Pen sigue estando ahí, y ojo el Grexit está otra vez encima del tapete. Las declaraciones entre los acreedores y el gobierno griego, son las mismas de hace mucho tiempo. Siempre es lo mismo, que se haga lo que se haga Grecia no levanta cabeza, ellos piden la reestructuración de deuda, vamos, más quitas, y los acreedores que nones y que lo que tienen que hacer son reformas, que no se terminan nunca de llevar a cabo, y las que sí no terminan de salir bien. Este riesgo político ha sido letal para el sector, que le ha aislado de los buenos resultados, datos macro y batallitas de Trump, que han tenido al alza a otros sectores. También está influyendo que los bancos italianos andan flojos tras algunos malos resultados.
 
Los bancos americanos van al revés que estos, y están subiendo en preapertura,
 
El movimiento al alza contra todos los cruces iniciado ayer por los comentarios de Trump en el dólar, sigue esta mañana totalmente en vigor, y viendo el dólar index parece que puede seguir. Por mucho que se empeñe Trump, en que quiere el dólar débil, es imposible que lo consiga, si cumple su programa electoral. Es un programa alcista para el dólar y no se le puede poner puertas al campo, al menos no en el medio plazo.
 
Es muy destacable que con los tambores de guerra que suenan últimamente sobre la inflación que los bonos alemanes estén tranquilos, y que los periféricos cuando hna bajado haya sido por temor a las elecciones francesas y no a la inflación. Es muy posible que, como cuentan varios bancos en sus análisis, lo que esté pasando es que el mercado se está fijando más en la inflación subyacente que al no estar condicionada por el petróleo se mueve de forma muy diferente, lo pueden ver en este gráfico comparativo.

s2

Como se puede ver la inflación subyacente, no está teniendo de manera tan acusada pero ni de lejos, la reacción a las medidas del BCE. De hecho ni siquiera está por encima de los niveles del año pasado.  En este gráfico se compara a la izquierda el precio del petróleo con la inflación normal. Como ven, está completamente supeditada al petróleo. De ahí que el BCE esté tan reacio a admitir que las cosas están funcionando.

s3

Y ahora una reflexión. Se parte casi dogma de fe, que comprar acciones baratas y esperar a que se ajuste su valor es una estrategia triunfadora. Y puede que sea así, pero también hay que entender una cosa, y es que tendremos que tener mucha paciencia porque el mercado va a ciclos. Y lo podemos comprobar fácilmente con el siguiente gráfico.

s4


La línea es el ratio entre los valores de crecimiento entre las pequeñas y medianas compañías del Russell 300. El índice de crecimiento contra el índice de valor. Estas estrategias batieron al crecimiento muy bien entre el 2000 y el 2009, más o menos, pero desde ahí llevamos ya un ciclo de casi 8 años donde el valor no está funcionado igual de bien que el crecimiento. La buena noticia es que se acerca a niveles de alta sobrecompra, donde suele cambiar el ciclo. Pero este es un factor a considerar. Más información y reflexiones en este artículo de donde he sacado el gráfico.
 
https://i2.wp.com/www.validea.com/blog/wp-content/uploads/2017/02/value-vs.-growth-chart.png
  
Pasemos a otro tema.
 
Hace cuatro años, el Financial Times publicaba un estudio interesante.
 
Los autores, Oya Altinkilic y Robert Hansen de las universidades de Pittsburgh y de Tulane han investigado los cambios de los valores tras 44.000 cambios de recomendación de brokers.
 
¿Y saben la conclusión? Que a pesar de lo que parece, en el día a día, la influencia sobre el valor es mínima, de apenas el 0,03 %
 
Han estudiado lo que pasa en la acción 20 minutos antes y 20 minutos después del cambio de recomendación.
 
¿Y cómo puede ser si estamos acostumbrados a que aparentemente los valores se mueven mucho por este concepto? De hecho la única razón por lo que en la web colocamos estas recomendaciones, es porque mueven el valor a corto, ya que personalmente ya saben que no creo ni me fío de estas cosas.
 
Pues el estudio muestra, al ver 20 minutos antes de la recomendación, cómo el valor en muchas ocasiones ya se estaba moviendo antes. Según las estadísticas el 80% de las ocasiones una noticia corporativa importante había precedido en un tiempo más o menos corto al cambio de recomendación.  ¡Aquí está el truco!
 
Financial Times, también comenta y con mucha razón, que también depende mucho del analista que haya hecho la recomendación y que eso no se ha contado en el estudio. Y estoy personalmente de acuerdo. Los más conocidos, sinceramente creo que sí mueven. De manera efímera, porque no dura mucho, pero inicialmente sí.
 
No deja de ser también un tema interesante.