Como principales ventajas a resaltar en este tipo de Operativa, hablaríamos de:

1º) Menor tiempo de exposición a mercado: La mejor forma de reducir el riesgo, es acortando el tiempo de exposición al mercado, y el trader intradiario, queda además libreto del peligroso Riesgo Overnight, a la vez que su exposición real al mercado se limita a las operaciones que abre y cierra en el día. Una estrategia de comprar y mantener implica un compromiso con el riesgo del 100% del tiempo, dado que lo que ocurra aún con el mercado cerrado, tendrá implicaciones en los precios del día siguiente, sin que el trader tenga margen de maniobra en el hueco de apertura que se producirá. Una estrategia de daytrading, reduce sensiblemente el riesgo soportado, limitándolo al periodo de duración de los trades abiertos.



2º) Mejores herramientas de Control del Riesgo del Trader:
La única forma efectiva de controlar el riesgo mediante ejecución de stops, es dentro del Espacio Intradiario. Fuera de él, el Trader es incapaz de determinar de una forma precisa con antelación, la cuantía de la pérdida de un Trade malo (pues está expuesto a la incertidumbre del hueco overnight). Pongamos el ejemplo de una empresa que quiebra ( si, las empresas quiebran, y no sólo los chicharros, léase Emron, Lehman, etc....), y la noticia aparece con el mercado cerrado. Aunque el Trade tenga presupuestado un nivel máximo de pérdidas, el primer cambio del valor (si es que llega a tenerlo....), se situará muy por debajo de su stoploss. Igualmente ocurriría para casos menos dramáticos, de anuncios de macroampliaciones de capital, emisión de bonos convertibles, operaciones corporativas, etc....

3º) Posibilidad de trabajar tramos de mercado, que no hacen al Trader tan dependiente de la Tendencia global del mismo. En el espacio intradiario las microtendencias se producen cada día, por lo que el resultado del Trader no depende tanto de una mala visión de mercado, como podría ocurrir en una operativa a más plazo. Otro ventaja sería la posibilidad de trabajar el lado Corto del Mercado: Cierto es, que también se puede hacer fuera del espacio intradiario con el Préstamo de Acciones, o los Cfds, warrants, etc... Sin embargo, existen notables ventajas en relación a la utilización de Futuros en cuanto a liquidez, profundidad de mercado, costes y transparencia de mercado.


3º) Posibilidad de hacer Trading sobre Indices, con la consecuente reducción de riesgo no sistemático soportado por el Trader: En efecto, supongamos que un día cualquiera, tras un buen cierre de N.Y. una evolución favorable de los mercados asiáticos, y un contexto apropiado del gráfico de Santander, decido abrir una posición larga en este subyacente, comprando futuros sobre acciones del mismo. Todo ocurre según lo previsto, el Ibex abre al alza, y Santander como miembro integrante del mismo con gran ponderación y alta Beta, sube también. Sin embargo, poco después de la apertura aparece la noticia de que debido a las recientes adquisiciones realizadas por este banco, se ha generado una importante necesidad de liquidez, y por ello Santander ha realizado una colocación de acciones por proceso acelerado, un 5% por debajo de los niveles de cierre de la sesión anterior... A pesar de que mis expectativas eran correctas, y que el mercado sube, Santander rápidamente ajusta su precio a la baja como consecuencia de la nueva información fundamental allegada al mercado, y el Trade resulta perdedor... Si mis expectativas hubiesen sido erróneas, y el mercado estuviese bajando, Santander caería además de por el ajuste de la noticia, por el arrastre del mercado. Sin embargo, si en vez de iniciar esa posición larga con un sólo activo, lo hubiese hecho sobre una cesta de valores de 50 activos (como la constituyen los futuros sobre el índice EuroStoxx 50), en la que Santander no pesa más del 3%, su caída apenas hubiese afectado a mi posición larga en un entorno de mercado alcista. Luego al hacer Trading sobre valores en vez de índices, estoy soportando un riesgo adicional, en comparación con la situación de hacer Trading sobre índices, que es el riesgo específico del activo sobre el que tradeo.

El ejemplo anterior es sólo un caso, pero además de un proceso de colocación acelerada, se podrían dar multitud de situaciones tales como un profit warning, un anuncio de compra corporativa, una circunstancia personal del presidente de la compañía, etc, etc... Por tanto, a menos que contemos con información privilegiada de la acción sobre la que vamos a abrir la posición (situación ésta que desafortunadamente no ocurre casi nunca...) mi recomendación es utilizar índices en vez de acciones para la operativa intradiaria, y a mayor amplitud y liquidez de los índices mejor, de forma que eliminemos el riesgo no sistemático o específico de cada valor, y trabajemos exclusivamente con riesgo sistemático o de mercado.


4º) Soportar menores Costes de Transacción si utilizo derivados, para similares posiciones tomadas en relación al Contado: El Trading con Derivados, es entre 20 y 40 veces más barato en términos de comisiones, para un mismo nominal tomado en relación al contado. Lo anterior sería matizable, si comparamos la Operativa Intradiaria con derivados, en la que la frecuencia de las operaciones es mayor, con la operativa de contado a más plazo, que aún siendo más cara en términos comparativos, podría resultar más barata en términos globales, dada una menor frecuencia de Trades. No obstante, en mi opinión, este efecto no compensaría el mayor riesgo soportado.

5º) Tratamiento Fiscal de los Trades, más favorable, para el caso de operativa Intradiaria con Derivados, dado que no hay impedimento fiscal, para compensar plusvalías y minusvalías generadas en títulos homogéneos en periodos de tiempo inferiores a 3 meses, como sí ocurre para el caso del Contado. Con la última reforma fiscal realizada además, las plusvalías generadas en un periodo inferior al año, pasan a tributar al tipo general del ahorro (entre 20 y 24%), desde el gravoso tipo marginal del Trader anterior.


Pasemos ahora a hablar sobre los inconvenientes o dificultades en este tipo de Operativa.

Este tipo de operativa es muy específica, y requiere de una formación, herramientas y técnicas de control del riesgo adecuadas. En primer lugar, como los movimientos a los que se puede aspirar dentro del rango intradiario son relativamente pequeños, es necesario unos instrumentos amplificadores de los mismos, y unos reducidos costes de transacción, para que financieramente puedan reportar algo al trader. Por ejemplo, si yo soy capaz de capturar un movimiento del 0,3% en el Futuro del EuroStoxx 50 (aproximadamente 10 puntos para la cotización actual de 3.300 puntos ), sin apalancamiento apenas podría vencer los costes de transacción de esa operación, por lo que financieramente no resultaría interesante realizada. Sin embargo, gracias a la utilización de los Futuros sobre este índice, con un efecto apalancamiento de entorno a las 15 veces, ese movimiento del +0,3% se transforma en un +4,5% sobre mi cartera ( 0,3% x 15 = 4,5% ), lo que me permite beneficiarme de estas pequeñas oscilaciones en el precio dentro del rango intradiario. Una puntualización sobre este último aspecto. Uno de los principales errores de los traders que se pasan del contado al derivado, es no comprender correctamente las consecuencias del efecto apalancamiento, operando con los derivados de la misma forma que operaban con el contado, esto es, saliéndose del espacio intradiario. Comprenderán uds. fácilmente que, un hueco de apertura en contra del 2% es soportable con contado (apalancamiento 1), mientras que puede convertirse en un verdadero drama con derivados... (-30% de agujero en la cuenta al aplicar el factor apalancamiento 15, al movimiento del 2%).

También tendríamos que tener en cuenta, la exigencia de una mayor dedicación por parte del Trader, en cuanto a tiempo y medios disponibles (tiempo real, órdenes inteligentes de control del riesgo, etc...), trabajar un tramo de mercado más complicado, al existir mas ruido de mercado y por tanto más señales falsas, así como soportar un mayor estres derivado de una operativa a más corto plazo. Valoren ventajas e inconvenientes, y que cada cual elija el tipo de operativa que más se adecúe a su situación personal.