Tres de cada cinco empresas españolas están preocupadas por el riesgo de tipo de cambio. Es una de las conclusiones de un estudio elaborado por Ernst and Young en colaboración con IEB. Hablamos con  José Morales Díaz, profesor del IEB y socio de EY Corporate Treasury, para que nos cuente un poco más acerca de este estudio. 

Este estudio que han elaborado se refiere a compañías españolas, en concreto un 61% de las empresas analizadas, que se muestran preocupadas por el tipo de cambio. Esto es, los beneficios que obtienen en otros países con una divisa diferente. Por lo general, ¿las empresas se cubren ante las fluctuaciones que puede tener la divisa?

El estudio consta de una encuesta que ha sido respondida por 135 empresas españolas, pertenecientes a diferentes sectores con un tamaño alto, de hecho el 83% tuvo una facturación superior a los 100 millones de euros, el 42% a los 1.000 millones y el 33% supera los 5.000 millones de euros. Son empresas que tienen un alto grado de preocupación por el riesgo de tipo de cambio. Concretamente el 61% la tienen alta o muy alta, por el efecto que pueda tener el riesgo del tipo de cambio en sus resultados, patrimonio, flujos de caja futuro, dividendos etc… debido a que tienen un alto grado de exposición.

En relación de si cubren ese riesgo de tipo de cambio, en general las empresas sí lo cubren, por lo menos un tipo de porcentaje. El 46% de las empresas encuestadas cubren sistemáticamente un determinado porcentaje de la exposición y utilización de derivados, que ese porcentaje puede ser uno u otro dependiendo de la empresa, industria etc…

El 31% cubre un porcentaje mínimo de la exposición, para a partir de ahí aumentar o no ese porcentaje en función de la evolución de los mercados, en este caso el mercado de las divisas.  En general con un porcentaje u otro sí que se cubre el riesgo de los tipos de mercados, además de que no solo se puede cubrir con derivados, sino que se puede cubrir con otros tipos de estrategias como operación conversadas, préstamos etc.. Para la cobertura del riesgo de tipo de cambio es fundamental conocer bien la exposición y seguirla de forma continua.

¿Cómo suelen llevar a cabo este estudio?

Mandamos un cuestionario a diversas empresas a través de una plataforma online, generalmente directores financieros, jefes de riesgo, tesorería etc… y 135 tuvieron la amabilidad de respondernos.

Son coberturas que se realizan vía forwards, swaps,…derivados en definitiva, de divisa a 6 meses – 2 años… ¿Qué ocurre cuando hay eventos inesperados que provocan volatilidad excesiva en las divisas, véase Bréxit, Trump…?

El tipo de derivados más utilizados por las empresas en la gestión de riesgo del tipo de cambio, es por mucho, el forwards de divisas y los ndfs, digamos el contrato para comprar o vender divisas a plazo y cubrir operaciones de exportaciones e importaciones.

Respecto a qué ocurre cuando hay un efecto adverso, si hay un movimiento del tipo de cambio que me afecten negativamente, eso depende de la cobertura. Digamos que si tengo un margen abierto, tengo una cuenta de resultados abierto, no tengo una estrategia de cobertura abierta ni planteada ni ejecutada y tenemos un evento o movimiento brusco en los tipos de cambio, aunque dependa de la exposición, puede tener efectos adversos en la cuenta de resultados, en el patrimonio de la empresa, los flujos de caja de futuro etc…

¿Es posible cubrir el efecto divisa al 100%?

Es un poco difícil de decirlo al 100%, ya que hay muchos tipos de exposiciones, además de que cada sector es un mundo. Por ejemplo una empresa concreta que tenga compras en euros y ventas en dólares, y el precio en dólar es un precio fijo, pues podría cubrir el 100% a través de derivados vendiendo a plazo. No obstante habría que ver qué ese precio en dólar las fluctuaciones que tiene, hasta qué punto las predicciones son fiables, los flujos de cajas en dólares etc… Cubrir el 100% también puede ser un riesgo, ya que puede que te posiciones totalmente al lado contrario.

Aquí, ¿el tamaño importa? ¿Cree que una compañía más grande como Telefónica o BBVA  tiene más capacidad para cubrir el tipo de cambio que una algo más pequeña, como Prosegur?

En general, las empresas a partir de determinado tamaño, prácticamente las que han respondido a la encuesta, tienen la capacidad para cubrir el tipo de cambio y tienen relativamente fácil acceso a instrumentos de cobertura de gestión de riesgo de tipo de cambio. Por lo que el tipo de cambio no solo se cubre a través de derivados, sino que puede ser a través de préstamos, operaciones compensadas, traspasar el riesgo al proveedor o al cliente etc…por lo que esto es un tipo de estrategia o de cobertura.

¿Es necesario tener una estrategia definida y documentada de la gestión de tipo de cambio?

Es fundamental tener una estrategia y que tenga un objetivo claro con relación a la gestión de tipo de cambio. La persona que se encarga de ejecutar la política, tendrá que saber qué hacer, ya que tendrá que ejecutar una política aprobada por un nivel suficientemente elevado por un alto cargo de dirección. Si en el día de mañana el departamento financiero contrata una serie de derivados y eso tiene una pérdida muy grande, alguien le puede preguntar por qué tiene esa pérdida.

Hay tres divisas, Libra, dólar estadounidense y monedas latinoamericanas, son las divisas a las que mayor exposición tienen las compañías españolas. Tiene sentido si miramos dónde están las principales filiales de las entidades españolas. Si hubiera que seleccionar la más volátil, ¿cuál es la que las empresas le tienen más respeto?

El 85% de las empresas de la muestra, dicen que tienen que exposición de una forma o de otra al dólar. El 51% a la libra, y ya a partir de ahí empiezan las divisas latinoamericanas, el 33% al real brasileño, el 29% al peso mejicano. La verdad que las empresas españolas tienen exposición a una gran variedad de monedas, y solo el 2% de las empresas tienen exposición a dos monedas, el peso cubano y el won.

En cuanto al dólar, a la libra y las monedas latinoamericanas, esto tiene sentido debido a las regiones a los que tienen mayor presencia estas empresas españolas, a Estados unidos por el tema de las exportaciones, Latinoamérica por la presencia de filiales y todas las relaciones comerciales. Inglaterra lo mismo. Además de que el dólar estadounidense se toma como referencia en muchas de las transacciones en muchos países latinoamericanos.

En cuanto a la moneda más volátil, la verdad que históricamente las monedas latinoamericanas siempre han sido un poco más volátiles, pero la verdad que últimamente el dólar y la libra han sido también más volátiles. La libra por el Brexit, el dólar ahora se está despreciando al contrario de lo que se creía, pero en general todas las monedas tienen algo de volatilidad.