Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, no cree que vaya a haber una solución “ni a corto ni a medio plazo para la recapitalización de la banca europea”.

Además, la propuesta hecha por Durao Barroso por la que “los bancos europeos que necesitan ayudas no puedan repartir dividendos no es una buena noticia para sus accionistas y podría haber una salida de capital de estos valores”. Cree que “los bancos deberán acudir primero al mercado para recapitalizarse y, si falla esa vía, acudir a los Estados y, si son Estados que no pueden hacer frente a esto, acudir como última vía al Fondo de Estabilidad Financiera, como propuso Merkel”.

Se especula con un aumento de la quita de Grecia, desde el 21% previsto, hasta el 30-50%, algo que “el BCE ha calificado de muy negativo. Si subimos las quitas, los bancos europeos tendrán más pérdidas. Por un lado, podría ir en contra de sus cotizaciones a corto plazo, aunque, por otro, podría dar más credibilidad a un rescate de Grecia que vería disminuido el pago de sus intereses”.

Además, “al BCE no le conviene este aumento de las quitas, ya que es el mayor acreedor de deuda soberana europea de países periféricos y supondría grandes pérdidas en su balance”.

Respecto a los resultados que presenten las financieras españolas este trimestre, Pingarrón vaticina “una disminución de los beneficios, ya que hace un año la economía mundial estaba creciendo y ahora nos enfrentamos a posibles recesiones”. Si bien, “las expectativas también deberían haberse relajado por la incertidumbre”.

Dentro del Ibex 35 destaca que “Telefónica ha sido bastante castigada en los últimos meses tras la fallida OPV de su filial Atento, por la posible bajada de dividendos que algunos analistas apuntaban y el mayor deterioro de la situación en España. Además, esta semana Goldman Sachs lo ha sacado de su lista de valores recomendados”. A pesar de estos malos augurios para el valor, “seguimos teniendo confianza en el valor porque es una de las telecos más interesantes de Europa y su rentabilidad por dividendo no va a cambiar, por lo que puede tener potencial hasta los 17-18 euros en el medio plazo”.

“No creo que vayamos a tener subidas bursátiles muy fuertes, por lo que asegurarnos el cobro de un buen dividendo es una buena idea de inversión”. Cita como ejemplos a Santander, BBVA o Telefónica.

Su consejo de inversión es “abrir posiciones alcistas en CFDs en dólar australiano frente a divisas refugio como el yen o el dólar”.