Como cada mes, nos recibe  a Robert Casajuna, economista y director de inversiones de ASEAFI para hablar de la situación del mercado y dónde se encuentran las mejores oportunidades.

¿Qué espera de la reunión de la FED?

De la reunión de la FED creo que básicamente continuarán con la mejora que hemos ido viendo en estos últimos años en la macro americana. Sí es cierto que en el último trimestre parece que ha decaído algo el ritmo de crecimiento, por lo tanto será una constatación de esa mejora y probablemente tengamos la segunda subida de tipos del año.  Dicho eso, si finalmente en esta reunión no suben tipos tampoco sorprendería.

Creo que hasta final de año probablemente veamos dos subidas, contando con la de esta semana si ocurre. Y otra después del verano. Sí es cierto que a nivel global estos bancos centrales – boJ, BCE, BoE y FED – que en algún momento han mostrado una divergencia en política monetaria, todas van en la línea de converger. Sí que está claro que los recursos productivos no usados en estas economías ha sido muy grande y al ser así hay un recorrido más amplio de lo habitual y esto tiene efecto en la inflación.

Por eso si el crecimiento es algo menor y la inflación no es super importante quizás no suben tipos esta vez.

¿Cuándo cree que comenzarán a reducir la liquidez del sistema?

Este sí es un tema bastante delicado. En una QE un banco central compra bonos que engrosarán su balance, luego deja de comprar bonos pero los mantiene en su balance y hay un momento en que empieza a vender esos bonos y mantiene la liquidez en su sistema, no vuelve a meterla en el mercado. Eso tiene un efecto en el mercado., Si las subida de tipos se produce esta semana y la siguiente, probablemente en los dos últimos trimestres del año veríamos una prueba de venta de estos bonos en balance. Si las dos subidas de tipos son después del verano, no veríamos este comienzo de venta de bonos hasta el primer trimestre de 2018. Hay que recordar que tan importante es el inicio como el proceso de venta porque estamos hablando de 4,5 trillones de dólares en balance de la FED. Eso es mucho dinero y creo que no es tanto el momento en que comenzará la esterilización sino el ritmo al que lo hará. Si es demasiado acelerado, tendrá un efecto importante en mercados porque con el aluvión de oferta de bonos y la subida de tipos, dañará al mercado de bonos. Y si se hace más ordenado, sí puede tener efecto pero menor.

¿Por qué se ve como negativa la convocatoria de elecciones en Italia?

Porque al final en Italia hay varios temas a tener en cuenta: el resultado de las elecciones no dará un cambio significativo con mayorías para formar un gobierno, habrá empate técnico entre el partido socialdemócrata y el movimiento cinco estrellas. Además, los mercados después de ver que en Francia el populismo está derrotado, están focalizando la atención en el posible avance del movimiento cinco estrellas de Grillo, que es populista. Sí es cierto que en algunas ciudades italianas ha perdido peso. El riesgo de que salga este partido es la posibilidad de que convoque un referéndum para preguntar a los ciudadanos si quieren volver a la lira y dejar el euro.

Eso sería algo a tener en cuenta. Y por último, parece que el timing no es el más adecuado porque Italia tiene un problema con su sector financiero. Tres, cuatro entidades tienen problemas de préstamos dudosos que han probado con ampliaciones de capital sin ningún éxito, con lo que podrían sufrir sobre todo los bonistas de deuda subordinadas y el bail out famoso.

Por eso las elecciones no llegan en el mejor momento y por eso los mercados amplían la prima de riesgo del bono a diez años americano.

¿Qué está pasando en Liberbank? ¿Qué recomendación daría a los accionistas viendo lo que ha ocurrido con Popular?

 En este país hubo que hacer un saneamiento de cajas y entidades financieras y ahora cuando parecía que todo estaba solucionado y saneado en la mayoría de entidades, ahora quedan entidades con dudas. La que más dudas tenía era Popular y al caer esta entidad de una forma tan rápida, en segunda línea estaba Liberbank. Pasa a ser el primero y se generan dudas: ratio de liquidez es muy elevado, cuando se inicia una salida masiva de fondo de los depositantes de este banco, no se si sería suficiente para poder soportarlo. También es positivo que muchos directivos han estado comprando en los últimos días para mostrar su apoyo a la entidad, como positivo también podemos  ver que ha pasado de un ratio de morosidad del 19,4% al 13% que sigue siendo elevado por la media del sector – 10% - pero también tiene datos negativos como que tiene provisionado el 40% de lo préstamos dudosos, Popular  tenía el 39%, frente a un Santander que tiene el 65% cubierto.  Es un punto de duda importante. El otro es que a pesar de que ha mejorado el ratio de morosidad está por encima del sector.

Si fuera accionista de Liberbank y queremos estar en el sector financiero, ciertamente apostaría por otro tipo de bancos más sólidos que Liberbank.

¿En qué compañías se fijaría de cara al verano?

A mí me continúa gustando Fluidra. Sí es cierto que por técnico las gráficas dan vértigo, en lo que llevamos de año ha pasado de 4,31 a 6,15 euros – casi un 40% de revalorización – y cuando la comenté por primera vez ha subido un 70,8%. SE puede decir que ha subido mucho pero creo que tiene recorrido con objetivo largo plazo. La capitalización ha pasado de 250 millones de euros a 700 millones estimados para este año. BPA superando las previsiones, ventas superando también los pronósticos y me consta que ha comprado unidades de negocio y explorando compañías a nivel global.