Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, explica la situación técnica de BBVA y Banco Santander después de conocer los datos de la segunda oleada de la reforma financiera aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

“Por volumen de negocio cada vez se están quedando más pequeños”, asegura el analista.

BBVA: “Desde el 2007 la tendencia no ha variado y mantiene una estructura bajista, formada y sin ninguna indicación de cambio. A principios de 2012, la directriz la rompió para luego caer con fuerza y de momento acumular 4 semanas consecutivas haciendo soportes en 4,88/4,88 euros.

La presión compradora ha empezado por esta zona. En el corto plazo, nos tenemos que fijar en este nivel y la clave está en la superación de 5,42 euros -máximos de este nivel- que dará lugar a buscar los 5,72 la próxima semana, 5,75 sería el siguiente nivel y un poco más arriba, la zona de 6 euros. Mientras que no empecemos a ver una estructura de máximos crecientes, no veríamos un rebote un poco más contundente.”

Santander: “Los mínimos se han quedado un poco más abajo que los hechos en 2009. No tenemos un cambio de tendencia, aunque un poco más lejos que los mínimos de 2009 (comparado con Santander). Cualquier caída hacia el soporte de 4,13 es señal de entrada, con stops no muy abajo y es posible un rebote fuerte.”

“Lo importante es superar 5 euros”, afirma Lorenzo, en el caso de ambas entidades.