“El resultado de las elecciones griegas va a tener un impacto sobre todos los mercados y, especialmente sobre los bonos periféricos”, adelanta Daniel Pingarrón , estratega de mercados de IG Markets.


“Si Nueva Democracia y Pasok pueden formar un nuevo gobierno que cumpla las condiciones del rescate planteadas, podríamos tener una mejora importante de la rentabilidad de los bonos españoles”. Mientras tanto, las notas españolas a 10 años marca máximos por encima del 6,70% y la prima de riesgo sigue superando el umbral de los 500 pb

Además, si Grecia forma un gobierno pro-rescate, “esto llamará a la adopción de nuevas medidas por parte del Banco Bentral Europeo (BCE) y de la Cumbre de Crecimiento del 28 y 29 de junio. Medidas que también conllevarían una rebaja de la rentabilidad de los bonos”.

Sin embargo, si no saliera elegida una fuerza política proclive a cumplir con las condiciones del rescate, “se desataría una serie de acontecimientos bastante perjudiciales para los mercados y, por ello, tendría que intervenir el BCE y levantar un muro para evitar el contagio y el colapso”.

Además, la incertidumbre periférica ya toca al bono alemán, el cual, sube su rentabilidad. “El ‘bund’ alemán hizo máximos el 31 de mayo de 2011, cuando alcanzó los 146,5 puntos. Desde entornes ha tenido un comportamiento bajista en su precio. Sin embargo, la semana pasada, con los comentarios acerca de una ayuda europea a los bancos españoles, hubo una preferencia por los activos de riesgo que perjudicó al bono alemán”. Además, “ayer un inversor internacional deshizo una posición importante en ‘bunds’, lo que le hizo bajar”.

Con respecto al rescate de la banca española, el experto comenta que “uno de los aspectos clave es cuál va a ser el mecanismo europeo que dará el rescate. Si los fondos provienen finalmente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) la deuda tendría el mismo rango que cualquier otra, mientras que, si provienen del ESM, la deuda que contraiga el Frob con este organismo tendría prioridad de cobro – si en un eventual futuro España llevara a cabo quitas en sus deudas, las quitas se realizarían al resto de bonistas españoles, pero no al ESM-“.

Otra clave es la cantidad final de dinero que requerirán las entidades financieras. “Creo que las peticiones quedarán por debajo de los 100.000 millones. Entre 40.000 y 60.000 sería una cantidad adecuada”. Además, se especula con que el crédito tendría que devolverse en 15 años con una carencia de 5, “algo muy positivo, ya que se entiende que la situación de la macroeconomía española va a ser muy diferente a la actual”.

Con este panorama de fondo, “los 6.000 puntos del Ibex 35 funcionan como soporte y los 6.700 como resistencia y, por encima, el recorrido sería alcista. Además, que superara esta resistencia querría decir que Grecia ha formado un gobierno pro-Europa y que la UE ha orquestado algún tipo de medida, y viceversa”.

El experto destaca que “el Ibex 35 lo está haciendo mejor que el MIB de Milán, lo que indica que la presión se está canalizando de España a Italia”.

Y, es que, el foco de miedo se traslada a Italia, “lo que también nos perjudica, pues vamos de la mano. Los bancos italianos están muy castigados y, desde Austria, además, se dice que Italia necesitará rescate, por lo que sería muy positivo que la UE flexibilizara los estatutos del ESM para que se puedan recapitalizar bancos directamente”.

Pese a este panorama, “sí hay oportunidades de inversión para quien quiera sumir el riesgo. Por ejemplo, la libra esterlina, que está teniendo un buen momentum frente al franco suizo, el euro y el yen”.
Los inversores más atrevidos, “deberían considerar operar con stop loss. En IG Markets tenemos un stop loss garantizado que cubre gaps, con lo que minimiza el riesgo y se sabe el precio al que se va a salir siempre”.