En el gráfico se muestra dos datos técnicos llamativos de Banco Sabadell.

El primer dato es que en escalas lentas el precio presenta un cierre atípico en sus bandas, propio del inicio de importantes movimientos en el medio plazo, lo que es lógico teniendo en cuenta el rango lateral de seis meses en el que se ha visto sumido Banco Sabadell.

 El segundo dato tiene que ver con los malos síntomas técnicos dejados tras la pérdida de tendencia alcista desde los mínimos Brexit, lo que deja una semilla de debilidad.

La última de las referencias alcistas viene constituida por el paso de la directriz que une los mínimos desde septiembre del año pasado, que le marca un soporte clave en 1,56 euros.

La pérdida de este nivel sería negativa y confirmaría el inicio de una corrección mayor en el medio plazo. Resistencias en 1,75 y 1,89 euros.

Recomendación: Vender debajo 1,56 euros