“Bolivia pagará por la filial de Red Eléctrica lo que REE pagó en su día, en torno a 30 millones de euros, sin embargo, la empresa española demanda el doble, porque en estos años ha hecho inversiones”, explica Carlos Ladero, analista de Estrategias de inversión.


No obstante, “esta filial sólo suponía un 1,5% de su balance, ya lo tenían descontado, por lo que el impacto va a ser más político que empresarial”, indica el experto.

Sin embargo, el caso de la expropiación de YPF a Repsol “es distinto, ya que Argentina no quiere dar ni un dólar porque la petrolera española no invirtió lo que ambas partes habían acordado”. Sin embargo, “lo que pasa es que Argentina ha visto que en el yacimiento de Vaca Muerta hay un enorme potencial de petróleo y, como necesita de una inversión brutal que Repsol no puede hacer en este momento, se lo han expropiado”. ¿Cuál es el problema que tienen ahora? “que Argentina no tiene dinero para explotar esto, por lo que tendrán que venderlo, por ejemplo, a Sinopec”.

Repsol debería estar en 18 euros, ahora, en niveles actuales de cotización y sin YPF, es una empresa opable porque a la petrolera española sólo le quedan yacimientos pequeños”. De hecho, según Ladero, “si hubieran opado a Repsol, en vez de expropiarle YPF, se habría resuelto el problema de Bankia y el de Sacyr”. Pero, ¿quien podría opar Repsol? “cualquiera de las grandes petroleras españolas, como Pemex”. Aún así, “Repsol, es una buena compra a largo plazo, porque su objetivo siguen siendo los 18 euros, aunque quizás sea mejor comprar algo más caro”.

Pero, ¿cómo puede afectar todo esto a los inversores de Repsol? “si no consiguen que la acción suba, el 5% que tienen de autocartera lo repartirán como dividendo o lo amortizarán”. A los ya accionistas de Repsol, Ladero les aconseja “no salirse del valor”.

Pero hay muchas empresas españolas con exposición al mercado latino. ¿Habrá más expropiaciones? “No creo. Porque esto conlleva que se cierren muchas puertas. La fuerza de las empresas españolas allí esté en Brasil y México, en sectores como las telecomunicaciones, que no lo van a intervenir. Además, también hay importantes bancos, como Santander y BBVA, pero en países como México y Brasil que no van a entrar en este juego”.

Y, en España, ¿es momento de comprar bancos? “no es posible saberlo, porque, cuando salieron Banca Cívica y Bankia a cotizar se nos vendían como baratas y, ahora sabemos que valen mucho menos de lo que nos decían”. Por ello, “creo que es mejor invertir en otros valores que, quizás no tengan tanto potencial como la banca”. Entre los sectores recomendados por el experto, están “el eléctrico, que está muy barato, como es el caso de REE; valores saneados y con poca exposición a la banca, como Inditex, Grifols y BME; y Mapfre, que la excluiría de las ‘financieras’”.