Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI, analiza la sitaución técnica de Repsol.

Es un título que lo había hecho muy bien desde que iniciara la reacción alcista en 2009. Ahora esta tendencia se ha precipitado perdiendo niveles de soporte muy importantes. En el corto plazo poría haberse frenado la debilidad con la que cotizaba, aunque podría seguir cotizando cerca de mínimos, por lo que no podríamos afirmar una tendencia alcista. Desde que inició la recuperación en 11,63 euros no ha vuelto a testear esta zona de mínimos, pero se frena con la zona de máximos. En el muy corto plazo va a ser muy importante ver si supera los 12,75 euros. Si lo consigue, puede tener continuidad alcista hasta los 13,21 e, inclusive, los 13,46. Si se superan también los 13,46, tendría vía libre hasta los 14,20 y 15,06, que es la resistencia más fuerte a corto y medio plazo. Si somos inversores agresivos, podríamos estar en el título con stop en 11,66 euros, con potencial alcista hasta 13,20 y 13,45. En caso de superar esta zona, podría visitar los 14,20 y 15,06 euros, que sería el punto de entrada para los inversores con un perfil más moderado.