Marc Ribes, director de Activo Trade Madrid, ha analizado la situación actual de Grecia, el fin de la QE2 en Estados Unidos, el sector energético, el mercado de las materias primas y la tendencia del mercado.

Ribes destaca que “nos encontramos ante una suspensión de pagos que evita la quiebra de Grecia” y que, bajo su punto de vista, “es una buena noticia, en el sentido de que por fin se toman soluciones un poco coherentes”.

El analista explica que se trata de una suspensión de pagos porque “al final, todo el problema de la deuda griega es que hay una bolsa de deuda y esa bolsa se tiene que pagar. Cuando la deuda vence los acreedores tienen que recuperarlo y durante el periodo han ido cobrando los intereses y ahora tienen que recuperar el nominal”.

Lo que pasa indica Ribes es que “Grecia no tiene dinero para pagar a corto plazo ese nominal. Si lo que hacemos es emitir deuda pública del contribuyente para que Grecia pueda cumplir los pagos de deuda, eso significa que los BNP Paribas, que son acreedores de Grecia, están cobrando, recuperando su inversión con dinero público”.

El experto señala que esto nos lleva a que “esa deuda es poco probable que acabe pagándose y si esa deuda, al final, no son los bancos los que asumen parte de su decisión errónea, tendrá un comportamiento en dos vertientes”. Estas dos vertientes son: “uno, que cuando toda la deuda de los bancos se haya hecho cargo el ente público de ella, harán la quita de un dinero público, de un dinero del contribuyente. Estamos socializando las pérdidas”. Ha añadido que “los bancos van a recuperar su inversión cuando fueron ellos quien se equivocaron en su decisión de inversión y podrán volver a hacer de las suyas”.

Desde Activo Trade exponen que “lo que ha dicho Francia, esta mañana se ha visto con detalle todo el plan, es que los bancos que han prestado dinero a Grecia, el 70% de la deuda, la van a tener que reinvertir en deuda griega, eso se resume que BNP Paribas ha comprado deuda griega, lo que va a hacer es que esa deuda, Grecia no le devuelve el nominal y BNP se ve obligado a alargar el vencimiento, es decir, no cobra la deuda, hay suspensión de pagos”.

Apunta que “con esto se evita socializar las pérdidas. Dentro de este 70% que el banco francés está obligado a invertir en deuda griega, lo va a hacer de dos formas, el 50% a 30 años a largo plazo y el 20% a bonos cupón cero, eso significa que esos bonos no van a cobrar intereses hasta vencimiento.” Con eso, “se desahoga un poco Grecia, que puede reducir el déficit y ayudamos a que pueda amortizar deuda.”

En relación con el coste de financiación de esa deuda, va a ser “de no mercado porque si BNP Paribas cobrase el dinero y fuera al mercado a invertir a 30 años en deuda griega tendría un coste para Grecia del 20%; sin embargo, ahora está obligada a invertir ese dinero a un tipo de interés fijo proporcional a lo que el ente público está ofreciendo a Grecia o indexado al PIB.

En resumen, dice Ribes; “suspensión de pagos, se alarga la duración de la deuda de los bancos que tienen con Grecia y el coste de financiación va a ser, no de mercado, sino reducido para ayudar a Grecia a reducir el déficit y a amortizar la deuda”.

En Estados Unidos acaba el QE2, el analista afirma que “estamos en un escenario de posible techo de mercado y veremos si ponen más dinero en el mercado va a subir la bolsa y, sino veríamos una corrección o un cambio de tendencia”.

“El debate es saber si quitando los estímulos, la economía americana puede continuar su crecimiento muy lentamente y a partir de ahí empezar los bancos a prestar dinero para que el consumidor pueda pedir créditos y gastar” de acuerdo con el experto.

Por ser la solución más sencilla y la que todos quieren es “más dinero en el mercado y se acabó”. Marc cree que debería intentarse, quitar los estímulos y ver qué hace la economía y que los políticos que no se dejen influir por los mercados.

Del sector energético, considera que “todo ese cambio energético que hay en nuevas tecnologías, en energías renovables debería ser un sector estratégico para España”. Es de la opinión de que es importante potenciar este sector.

En el mercado de las materias primas, con el petróleo perdiendo niveles, señala que “es una corrección de mercado esperando a ver qué sucede con el QE3. Al final el riesgo que hay en el mercado y el mercado interpreta y valora incertidumbre y riesgo, es que el que no haya nuevas medidas cuantitativas por parte de la Reserva Federal signifique que el mercado interbancario vuelva a estrangularse”. Es decir, “el mercado de crédito se paraliza, la producción industrial se paraliza porque no tiene pólizas de crédito para poder comprar materias primas, las materias primas caen porque no hay demanda. Eso es lo que interpreta el mercado y por eso corrigen todas las materias primas”. Opina que “es probable que el petróleo busque soporte en la zona de los 80 euros”.

“La tendencia del mercado en sí es alcista” según el analista de acuerdo con varios índices y por tamaña de compañías. No obstante, por sectores, energético y financiero “ya están entrando en tendencia bajista”. Explica que “pensemos en comprar pero modestamente porque el mercado alcista se está terminando ya”.

Recomienda que “si pensamos que todavía es alcista, es temprano para vender y que no hay que precipitarse”. Añade que les gusta Ferrovial porque “es un negocio que tiene una buena generación de caja, ha tenido una corrección importante en estos días porque es una empresa muy endeudada; sin embargo, es una deuda asumible por la compañía porque los flujos del negocio de Ferrovial le permiten amortizar la deuda y hacer frente sin ningún tipo de problema”. Además, “está en un punto de soporte muy interesante que son los ocho euros”.