De no tener coste para el contribuyente pasamos a más 100.000 millones de euros. Además hay que añadirle las EPAS y LOS CREDITOS FISCALES y eso sin contar la endeblez de las entidades que han estado al borde del precipicio y a las que se ha tenido que ayudar
Ahora,  además,  en la aplazada venta de la entidad Cataluña Caixa surgen nuevos problemas en la negociación por la necesidad perentoria del Gobierno de sacar algo positivo, lo cual es cada vez más complicado dada la ruina en la que sus gestores convirtieron la entidad que tuvo que ser rescatada.

Por una parte existen posiciones encontradas en esta operación de venta por la necesidad de “colocarla” a los posibles compradores que se mantienen en la puja y, sacar algo positivo es muy difícil sin dar compensaciones que la hagan apetecible. La banca no regala nada:“se aprovecha de la situación” viendo el posible negocio a futuro conscientes de los apoyos con los que cuenta y dejando las pérdidas para el erario público,  como se ha hecho con el resto de entidades vendidas. También existe un problema añadido y es que el pastel ya está prácticamente repartido y los grandes ya han cogido la parte que más les interesaba,  menos el Santander que no se mostró interesado por ninguna entidad haciendo ofertas para no competir con nadie y ser excluidos cubriendo únicamente el expediente, por lo que algunas de las entidades que siguen en la puja mantienen un problemas añadido al tener una solvencia cuestionada lo que les obliga a estos posibles compradores como el B.Popular a la solicitud de importantes compensaciones en ayudas públicas en forma de Esquemas de Protección de Activos y parte del total de los Créditos Fiscales reconocidos a esta entidad 3.500 millones que le correspondería por el negocio segregado, al igual que el Evo Banco , el Popular además entre otras cuestiones ya tiene sus propios problemas en su mora reconocida y las adquisiciones realizadas recientemente como la del PASTOR no totalmente asumida aun así como la debilidad de las provisiones en sus balances

La definición de sacar algo positivo de esta venta es una pura entelequia al igual que en las otras ya consumadas dado que si no contamos la limpieza de hipotecas basura cifrada en este caso en cerca de los 7.000 millones de euros eliminados de sus balances a los que hay que añadir los créditos fiscales, pues parece que de esta manera algún interés puede haber en la compra de lo que queda de CATALUÑA CAIXA. -Saneamos limpiamos y después vendemos con ayudas, ni de esta forma se saca algo POSITIVO, salvo de la entidad gallega vendida a BANDESCO que el saldo positivo fueron 1.000 millones de euros de los cuales el primer pago no se ha realizado aun incumpliendo el contrato de venta.

Por otra parte el SAREB no se salva de la quema de sus pérdidas, a la dudosa gestión realizada y proveedora de multimillonarias pérdidas, sus cuentas se tendrán que ajustar aun mas y sus pérdidas aumentar con la realizacion de una nueva tasación de sus activos obligada por el BdE, dentro de un plan establecido y programado en el tiempo, su plan de negocio por el que se pago una cuantiosa suma es un plan de milagros si alguno de sus apartados se cumpliera.


Rafael Montava Molina
Consultor Financiero Empresarial
rafael.montava@hotmail.com
CEO FIDARE