La aprobación, por parte del Tribunal Constitucional alemán, del fondo de rescate “es un avance y, aunque ha sido con condiciones, no son preocupantes”, reconoce Daniel Pingarrón, de IG Markets.

Este experto reconoce que el mercado ha descontado “que sería un fallo positivo y ahora la piedra vuelve a estar en el tejado del gobierno español. Habrá que ver si el BCE activa el programa de compra de deuda que lanzó al mercado la semana pasada pero no parece que el gobierno español se vaya a apresurar en solicitar el rescate. Esa es quizás la incertidumbre que se mantendrá en el mercado”.

La prima de riesgo por debajo de los 400 puntos básicos “está descontando que las compras del BCE podrían ser efectivas en el muy corto plazo, pero no es la realidad que tenemos. En el momento en que el mercado empiece a ajustar esto, que no será de la noche a la mañana, podemos tener un empeoramiento de la prima de riesgo y de la bolsa”.

Ahora mismo en el mercado, el director está siendo la deuda. El Ibex descontó de una manera más positiva el plan del BCE por lo que en el momento en que los mercados perciban que la entidad puede comprar deuda en del mercado a mayor o menor plazo, tanto el mercado de deuda como el Ibex se ajustarán. En este entorno, las compañías se están lanzando a emitir deuda. En primer lugar, “por la necesidad de financiarse – pues no podían hacerlo con la prima de riesgo en 600 puntos básicos y una curva de tipos invertida- y además por las dudas que tienen sobre cuánto durará esta situación tan relajada en los mercados de deuda”.

Si miramos el calendario, “tenemos acontecimientos peligrosos e importantes para los mercados. El más importantes es la decisión de la Troika sobre el ajuste del gobierno griego. Es posible que los mercados descuenten la salida de Grecia del euro por lo que sería muy importante que el gobierno español hubiera solicitado el rescate para entonces”.

En el sector energético, las eléctricas se han contagiado de la buena evolución del mercado “pero es un sector en el que me mantendría neutral. Es posible que la reforma energética que planteará el gobierno esté descontada pero la fuerte subida ha hecho que descontemos otra realidad distinta a la situación fundamental del sector”. Si se confirma la reforma energética en los términos planteados por el ministro de industria, pueden volver las tensiones. Este experto sería muy prudente “viendo lo que ha pasado por ejemplo con Enagás, pues parte de los accionistas de estas compañías son otras compañías que podrán verse motivadas a trasladar inestabilidades”.

Pendientes de la decisión de la Reserva Federal, este experto cree que a raíz del dado de empleo que conocimos la semana pasada “las expectativas se han corregido al alza para una ronda de estímulos cuantitativos”. Pingarrón tiene más dudas porque “hay que tener en cuenta que, pese a que Bernanke dijo que la dos rondas anteriores crearon puestos de trabajo, lo cierto es que no hay una correlación muy clara entre estas medidas y la mejora de la economía real”. Además si analizamos cómo están los mercados, en máximos de 2008, y el euro-dólar, estamos en una situación de relajación que podrían asumir de una manera razonable la decepción que supondría la no activación de un tercer paquete de estímulos cuantitativos. Si no se materializa, podríamos tener cierta bajada en los índices “pero Bernanke hará un discurso para que el mercado perciba que, si no a corto plazo, la entidad estará preparada para tomar estas medidas si el mercado lo necesita”.

En cuanto a las recomendaciones, el euro es ahora una oportunidad. “Estamos viendo un movimiento interesante del euro frente al franco suizo. Se ha roto el 1.20 y estas noticias del BCE han hecho que rompamos la lateralidad para buscar el 1.21”. En renta variable, ver lo que está ocurriendo con las constructoras pequeñas del mercado continuo, como Metrovacesa o Quabit.