Es la capacidad que tiene el inversor de entender en qué producto/activo está. Hemos asistido a preferentes, híbridos…etc. Una persona tiene que ser conscientes de lo que tiene, tiene que saber dónde se ha metido, riesgos y rentabilidad. 

Pero ¿cómo vamos condicionando? Primero por la cultura que tiene cada uno. pero además podemos tener otros condicionantes como la experiencia o preferencias de inversión. Es una cuestión muy subjetiva. Lo básico es que la persona entienda y soporte el peso de la inversión: horizonte temporal+ riesgo= rentabilidad.