Hablamos con Victor Peiro, Director de Análisis de GVC Gaesco Beka , en una jornada en la que el Ibex 35 resiste por encima de los 9.700 puntos y con ese arranque de presentación de resultados con el estreno el pasado martes de Enagás.

Decía que el Ibex 35 está resistiendo por encima de esos 9.700, qué previsiones mantenemos para el índice y para esta temporada de resultados que arranca

El movimiento que esperamos para el Ibex es parecido a lo que hemos visto hasta ahora, estamos en niveles similares a los que empezó el año y hay fuerzas bastante contrarias y es muy curioso como en el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha confirmado que España va a ser uno de los países que más crezca en 2018/19, solamente superado por Estados Unidos y pocos más países, desde luego entre los desarrollados casi ninguno crece a esos ritmos. Sin embargo, las compañías y el Ibex son las que peor lo están haciendo a nivel internacional. Aquí la causa hay que buscarla sobre todo en dos factores que están bastante relacionados. Por una parte, las dudas de los países emergentes que hemos visto que en esas estimaciones del FMI han revisado las estimaciones de crecimiento para Brasil bastante a la baja, y ligado con esto la mala evolución de las divisas de los países emergentes. Entonces tenemos valores como por ejemplo Santander, BBVA, Telefónica, Iberdrola y otros muchos que están muy afectados por estas divisas internacionales y que afean los resultados. Esto va a hacer que estas dos fuerzas contrarias mantengan al Ibex en una horquilla bastante estrecha, por el momento hasta septiembre u octubre que empiece el cuarto trimestre, veo complicado que supere los 10.000 puntos, creo que se moverá entre los 9.500 y 10.000 en estos meses de verano.

Los inversores buscan valores defensivos, ¿Cuáles podemos encontrar en el Ibex 35?

Es curioso porque los valores defensivos al final son los que pagan mucho dividendo, como por ejemplo las eléctricas, en este sentido nosotros recomendamos bastante Red Eléctrica o Enagás, que ha publicado hoy resultados. Es curioso porque durante todo el año lo que se está esperando es que el BCE se empiece a retirar las medidas de estímulo y esto llevaría a una subida de tipos de interés en Europa, y esto es contrario a las compañías de alta rentabilidad por dividendo. Lo que pasa es que se está viendo que esa subida de tipos se va a demorar en el tiempo y va a ser bastante limitada. Nosotros estamos de acuerdo en que para muchos inversores es muy atractivo ahora mismo seguir buscando empresas de alta rentabilidad por dividendo como estas mencionadas o Repsol, que en su última presentación estratégica hizo mucho hincapié en que subiría el dividendo en una media del 8% en los dos próximos años, partiendo de una rentabilidad por encima del 4,5% que es bastante buena, independientemente de lo que hiciera el petróleo porque la estimación la hizo con un petróleo a 50 dólares, o sea que incluso aunque volviéramos a esos niveles esta rentabilidad prometida sería bastante factible.

Te quería preguntar por Solaria, GVC Gaesco es la única firma que cubre su día a día en el mercado continuo, que ha hecho una ampliación de capital acelerada y en lo que va de año sube más de un 260%, ¿Cómo valora la ampliación de capital y lo que está haciendo ahora mismo Solaria?

Es un poco reflejo de los grandes cambios que ha conseguido hacer la empresa en prácticamente el último año, la verdad es que la cotización en este caso ha ido por delante o, incluso, sigue yendo muy por delante de los fundamentales. La compañía empezó el año con 70 megavatios, luego consiguió 250 megavatios en la subasta del Estado para la nueva potencia instalada y recientemente ha presentado un plan estratégico por el cual dice que en los próximos tres años va a instalar alrededor de 1.300 megavatios, estamos hablando de que pasa de 70 a 1300 megavatios. Esto ya ha sido descontado por la cotización, pero esta ampliación de capital que han hecho ahora le da un empuje bastante bueno a nivel financiero a la compañía porque asegura que con esa entrada de dinero que ha tenido, esa ampliación de capital, todo la caja que necesita para desarrollar por lo menos la mitad de ese plan. Hay que tener en cuenta que esos planes de energía renovables cuentan con financiación bancaria y de bonistas, porque Solaria tiene bonos emitidos y capacidad de emitir más, que aportan casi el 70 o 75% de la inversión, pero el otro 25% lo tiene que poner Solaria y lo hará a través del propio 'cash flow' que genera la compañía, pero hasta que empiece a generarse necesita hacer una ampliación de capital. Es un empuje bastante grande, es un añadido de visibilidad que da a ese plan estratégico que hace que mucha gente se plantee cómo una empresa puede crecer tanto en megavatios en sólo tres años. Creemos que puede haber incluso más potencial, aunque el valor necesita consolidar los niveles actuales, pero la valoración de esos 1.300 megavatios va a llevar a la cotización por encima en un futuro.

Otro de los focos de atención donde están poniendo los ojos muchos inversores en estos momentos son las Smallcaps, o lo han sido hasta el día de hoy en este 2018, ¿Siguen teniendo atractivo a día de hoy, o los problemas de liquidez también están generando interrogantes?

Mucha gente nos quejamos de la mala evolución del Ibex, si comparamos el Ibex con cualquier otro mercado, el americano sobre todo, se ha quedado muy atrás, pero el Ibex tiene una cosa importante y es que no ajusta los dividendos entonces cuando comparamos con el S&P o Dow Jones quitando el ajuste por dividendo, la comparación no es tan negativa, pero sigue estando por debajo del grupo de empresas que has mencionado que son los 'small caps'. Si cogemos el Ibex Small Cap y el Mid Cap, el comportamiento ha sido incluso mejor que el Nasdaq, eso es verdad y está basado en que las compañías pequeñas al final en un entorno de crecimiento económico fuerte como en el que estamos, tienden a comportarse mucho mejor. Si la pregunta es si va a seguir siendo así, las Small Caps no son un sector, no es un mercado, es un grupo de compañías muy distintas entonces dentro de ese universo tenemos casos como Solaria, Amper, Ercros... compañías que lo han hecho muy bien pero en un entorno en el que la economía crecerá un poco menos y alguna medida de estas como el proteccionismo o la subida de tipos de interés les puede afectar, por lo que creemos que hay que tener un criterio selectivo. Nosotros hemos empezado a seguir recientemente Atrys Health, que en nuestra opinión tiene bastante potencial, también ADL Biopharma, la empresa de antibióticos que está cotizando en el MAB y que se fusionó con Bionatury, son compañías que nos parecen interesantes en un sector como el de la salud que seguirá creciendo y también empresas que han cambiado de sector recientemente como por ejemplo Amper que ha pasado de ser una empresa de tecnología de telecomunicaciones básicas a empezar a hacer sus 'pinitos' en otras áreas como renovables. En definitiva, caso por caso hay que ver si ese potencial va a seguir ahí.

Dentro de las que no son tan pequeñas como por ejemplo NH Hoteles, que es mucho más grande que todas las que hemos comentado, puede haber potencial de crecimiento, pero es caso por caso.

Caso por caso es un año de selección de compañías...

Sí, creo que si por ejemplo viéramos un fondo de gestión pasiva basada en el Ibex, tendría un comportamiento bastante malo respecto a un fondo que haya elegido bien las compañías entre las empresas de pequeña capitalización. Seguimos apostando por esa gestión activa.

¿Hay alguna compañía o sector español que por fundamentales les parezca que es una inversión segura en el Ibex?

Sin irnos muy lejos, empezando a revisar el Ibex creo que todos los blue chips españoles tienen bastante potencial, debido a las monedas y a los emergentes se han quedado muy atrás. Tenemos compañías como Telefónica donde le han crecido los 'enanos' durante los últimos años y al final con el Brexit tuvo que paralizar la salida a bolsa y venta de su filial O2, luego el tema político de Brasil que afecta a más del 30% de su ebitda. Sin embargo, vemos las variables puras de la compañía en número de clientes en Brasil, ingreso medio por cliente en Brasil que va evolucionando positivamente pero no luce en los resultados de la compañía por la depreciación del real brasileño que si no recuerdo más solo en el año se ha depreciado alrededor de un 15 o 20%, lo cual es muchísimo en los resultados de una empresa de telecomunicaciones. También hemos visto como la reducción de la deuda está siendo significativa y creemos que todo esto una vez que se estabilice ese mercado emergente, puede salir a flote y llevar a la cotización a niveles más altos. En el caso de Banco Santander es algo parecido.

¿Calma entonces?

De momento el verano lo veo tranquilo, los niveles de volatilidad no han subido y eso es una cosa bastante digna de mención si tenemos en cuenta las declaraciones del presidente Donald Trump, si no consigue que suba la volatilidad poca gente lo va a conseguir. Hemos tenido una depreciación importante en el yuan y tenemos que recordar que en el año 2015 solamente por una depreciación del 3 o 4% en el yuan se vio bastante en el mercado y hubo caídas importantes. Esta vez no le está dando tanta importancia, parece que se está intentado compensar vía depreciación los impuestos de Trump, por ahora en principio ya hemos visto el FMI que no cambia las estimaciones del 3,9% de crecimiento para EEUU y el petróleo más o menos está en esa horquilla entre 60 y 70 dólares, no deberíamos tener sustos aunque es arriesgado decirlo porque agosto viene con alguno.