Estamos asistiendo a una consolidación del sector inmobiliario. Vamos a ver cómo está aprovechando estos vientos a favor Inmobiliaria del Sur. Hablamos con Enrique Ayala, director territorial de Madrid de Inmobiliaria del Sur.

¿Qué está haciendo Inmobiliaria del Sur para aprovecharse del buen momento del ciclo al que estamos asistiendo?

Lo que estamos haciendo es trabajar mucho. Ahora mismo el grupo tiene unas 2.000 viviendas en desarrollo, de éstas aproximadamente 900 están en construcción y 600 prevendidas a clientes. Estamos con un proyecto hotelero de 30.000 metros cuadrados en primera línea de playa en la costa gaditana y un proyecto de 28.000 metros cuadrados de oficinas en Madrid dentro de la M-30 que es reflejo de la puesta de la compañía por el crecimiento de la actividad patrimonial en Madrid.

¿Qué papel juega ser una promotora constructora integrada?

Para nosotros, que tenemos una visión bastante industrial del negocio y actividad de la promoción, tener una constructora integrada nos permite tener más control del proceso productivo lo que nos permite tener un mayor margen, asegurar algo más la calidad de ejecución de las promociones, mayor sensibilidad de lo que está sucediendo en mercado respecto a los costes de construcción y nos permite controlar los plazos del proceso productivo para ir adaptando los ritmos de construcción a los ritmos a los que queremos gestionar la promoción.

¿Cuál es el crecimiento del área de negocio patrimonial en Madrid?

Hoy en día se centra esencialmente en un proyecto que tenemos dentro de la M-30, Rio 55, y prácticamente está absorbiendo la previsión de crecimiento de la actividad patrimonial.

Actualmente, estáis desarrollando en Madrid el proyecto Rio 55, ¿ya han empezado los trabajos de actuación, qué previsión de entrega tenéis?

Obtuvimos licencia en este ejercicio, estamos construyendo y levantando la estructura. Es un proyecto de 28.000 metros cuadrados de oficina con 900 plazas parking y nuestro plazo de construcción es para el cuarto trimestre del año que viene.

Grupo Insur tiene dos áreas de negocios fundamentales, el patrimonial y el de promotora, localizados en Andalucía y Madrid. ¿Qué cifra de negocio supone la actividad patrimonial de Madrid en relación a Andalucía?

Lo importante es lo que va a suceder. El grupo tiene 188.000 metros cuadrados de superficie alquilable que serán 85.000 de oficina y 33.000 de retail, Madrid Rio es un proyecto en el que vamos a patrimonializar unos 14.000 metros cuadrados de oficinas, lo que supondrá en torno al 15% del patrimonio que tiene la compañía en oficinas. En cuanto a las rentas o lo que supondrá en cifras de negocios, estará por encima, en torno al 20% de las rentas estimadas para 2018.

¿Qué otros proyectos están analizando llevar a cabo?

En Madrid desarrollamos la actividad patrimonial y la residencial. Estamos muy focalizados en los proyectos que tenemos en marcha tanto residencial como patrimonio, estamos estudiando más proyectos, nuestras necesidades de suelo respecto al plan estratégico están cubiertas y estamos trabajando y preparar el siguiente plan estratégico. Estamos estudiando muchos proyectos y somos muy selectivos en la elección de estos proyectos porque pretendemos que sean proyectos lo más rentables posibles para generar el mayor valor posible para nuestros accionistas.

¿Qué objetivo tienen  de seguir invirtiendo en suelo finalista en Madrid?

Hay menos del que nos gustaría. El proceso de transformación y preparación de suelo es complicado, requiere inmobilización importante de recursos financieros y lo que tenemos en Madrid es escasez de suelo finalista para atender las demanda de vivienda que tenemos en este mercado. Respecto al suelo que miramos para la actividad patrimonial, es complicado encontrar suelos de calidad para promover pero no imposible.