Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI, analiza el aspecto técnico de Gamesa.

En los niveles actuales sigue cotizando por debajo de niveles anteriores que habían funcionado como mínimos históricos, desde los que intenta realizar una vuelta alcista. Para dar continuidad al movimiento, tendríamos que fijarnos en el último mínimo significativo en los 2,86 hasta los 1,45 euros. 
Una vez que consiga los 2 euros pensaríamos que sí puede tener lugar un movimiento alcista más consistente hasta 2,15-2,32 euros o incluso 2,86.