Gonzalo Cañete, ejecutivo de ventas y analista de mercados de CMC Markets, analiza la situación del mercado internacional centrándose en las divergencias en las diferentes plazas bursátiles.



“Tenemos un Dow Jones desbocado, el S&P también lo está haciendo muy bien casi en los 1.400 puntos junto con el Nasdaq. El Dax también, pero el Ibex 35 está un poco enfermo con los 8.700 puntos como un primer tope probablemente. Tiene más resistencias el Ibex que el resto de índices.”

¿Son los datos macro en Estados Unidos el soporte para que sus índices mantengan la tendencia al alza?

“Es la luz verde para que siga avanzando el mercado. El último dato de peticiones de desempleo han sido mejor de lo esperado.

También las cifras son positivas en Europa con la confianza alemana que salió el martes bastante buena. Y algún dato negativo, las cifras de desempleo de Reino Unido que no han tenido tanta repercusión en el mercado.”

¿Qué valoración hace de la última subasta del Tesoro en nuestro país?

“El mercado está tranquilo y contento, poco importa que el mercado esté un poco complicado. Los bonos a cinco años se han colocado en el 4,19%; la subasta ha relajado la prima hasta los 316 puntos. Ha sido una buena bola de oxígeno y, sobre todo, se ha colocado en un buen contexto. Tanto Europa como Estados Unidos están en una situación complicada y es quizás la peor circunstancia para subastar.”

¿Cómo afectará la decisión del Gobierno argentino con YPF sobre Repsol?

“Repsol, en concreto, no se encuentra en los mínimos de los últimos meses. Además, van a revocar esta decisión y no creo que le preocupe, puesto que está centrado en las consecuencias que tiene cotizar en el mercado español.”

¿El euro/dólar ha roto ya la tendencia lateral?

“A finales de febrero comenzó a tomar una tendencia bajista y si ese canal se va confirmando la zona de 1,31 va a ser un primer tope y muy probablemente el techo del canal es la zona del 1,315.

Va a ser un buen barómetro para determinar el comportamiento del mercado europeo las próximas semanas. Si vemos que se toca ese techo probablemente el euro frente al dólar vuelve a caer un poquito hasta la zona de 1,29/1,27 y el mercado europeo sufrirá un poco.”