Caixabank inició el pasado viernes su cotización en los mercados bursátiles después de haber concluído con éxito el proceso de reorganización del grupo La Caixa.

CaixaBank inició el pasado viernes su cotización en los mercados bursátiles después de que haber concluido con éxito el proceso de reorganización del Grupo "la Caixa", que ejercerá su actividad financiera de forma indirecta a través del nuevo banco. CaixaBank, la nueva denominación de Criteria CaixaCorp tras recibir el negocio bancario del Grupo "la Caixa" y convertirse en una entidad financiera, nace con unos activos de 265.479 millones de euros, un core capital del 11%1 y una posición de liderazgo en la mayoría de segmentos de banca minorista.

La reorganización del Grupo propiciará que Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona preserve su naturaleza jurídica y sus valores de liderazgo, confianza y compromiso social y, al mismo tiempo, ejerza la actividad financiera a través de CaixaBank, un banco del que será el accionista mayoritario. Con la nueva reorganización, el Grupo "la Caixa" sale reforzado, con una estructura financiera más sólida, que garantiza su crecimiento futuro y la generación de valor a largo plazo a los grupos de interés: especialmente clientes, empleados y accionistas.

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, aseguró que "la nueva estructura permitirá al Grupo adaptarse a las nuevas circunstancias de forma más rápida, manteniendo los negocios actuales, aprovechando las oportunidades de crecimiento que se puedan presentar, abriendo el acceso a los mercados y, además, reforzando la posición de la Obra Social, cuya actividad queda garantizada y fortalecida".