El experto analiza la industria de los fondos de inversión y cuáles son los problemas que tiene la industria de la gestión activa, así como la conveniencia de las comisiones aplicadas a los clientes.
 
Es normal que con este dominio de las redes bancarias se desprecie la gestión de fondos  ¿Por qué nos empeñamos en pagar unas comisiones que no tienen sentido. Realmente es una paradoja.
Hay estudios que muestran que los fondos de gestión activa no baten la mayor parte de las veces a los índices a los que están referenciados. ¿Creen que en estos casos están justificadas las comisiones?
 
Esta es una gran verdad, lo que pasa es que la industria trata de que no nos enteremos porque viven de ellos. Hay estudios que muestran que a más de 10 años de media solo un 5 o 10% de los fondos de gestión activa baten a sus índices.
 
Al final esas comisiones de la gestión activo hacen que sea muy difícil batir al índice a largo plazo. El mundo de la gestión activa es un mundo muy complicado, donde muy pocas personas tienen éxito en el largo plazo. Una de las razones es el tema de las comisiones.
 
Los datos de los estudios que realiza el profesor Pablo Fernández del IESE muestran que en los últimos 15 años la rentabilidad media de los fondos en España ha sido de menos de un 2%, inferior a la rentabilidad de los bonos del Estado y el IBEX.  ¿Cómo pueden las gestoras justificar las comisiones que aplican a sus vehículos de inversión con estos resultados?
El problema en España es que el tema de la gestión activa está en manos de los distribuidores, que son las redes bancarias. Lo que hace es vender los productos que a ellos le interesan, que no tienen que ser los que les interesan a sus clientes. Lógicamente venden los productos de sus gestoras propias y los productos de aquellas gestoras extranjeras donde ganan más comisiones. Es curioso que en este país, hasta un 70% de la comisión de gestión se la lleva el distribuidor.
 
Efectivamente el problema de la industria en España es que al estar dominada por la distribución a los bancos no les importa tanto que su gestora gane o no gane, pero en el fondo lo que les interesa es vender mucho.
 
Ahora vuelven, por desgracia, los fondos garantizados que en el fondo es comprar un bono cupón cero y una opción y no hacer nada. En este país es que ha llegado a haber un 40% de los fondos en fondos garantizados.  Es normal que con este dominio de las redes bancarias se desprecie la gestión.
 
¿Qué ocurre cuando en un fondo que cobre estas comisiones no cumpla con sus objetivos?
Esta es la gran paradoja. Es la única industria donde realmente con pies de barro. Es una industria muy poderosa donde se gana mucho dinero a nivel mundial y donde está demostrado que muy pocos gestores activos añaden valor. Es una industria en la que vemos ríos de tinta hablando de los mercados y al final muy pocos añaden valor.
 
En EEUU que son gente que ya tienen cultura financiera más avanzada, donde no existe el papá estado, donde tienen clarísimo que las pensiones públicas no existen. Aquí a la gente joven le quiero decir que los políticos no dicen la verdad, o se hace una reforma o aquí los jóvenes no van a cobrar pensiones públicas.
 
¿Qué es lo que se está haciendo en EEUU? Hasta un 40% del volumen total de fondos son fondos índices, en Europa se está en el 20% y en España no llegamos al 1%.
 
En España ahora mismo, registrados en la cnmv hay 25.500 fondos. Fondos índices de gestoras españolas hay 25 porque a los bancos españoles no les interesa promocionar ese producto porque no tiene margen.
 
Yo no soy un talibán de la gestión pasiva, creo que no existiera la gestión activa no existiría la industria, pero hay muy pocos gestores que merezcan la pena.
 
¿Qué es lo que tiene que hacer un inversor? Hacer un asset allocation global, basado en un 80-90%  en fondos índices y un 5 o 10% en fondos que realmente añadan valor que son los que merecen la pena.
 
¿No cree que los inversores estarían dispuestos a pagar comisiones más altas  si las gestoras les aseguraran unas rentabilidades concretas y las consiguieran?
El problema es que nadie puede asegurar una rentabilidad atractiva. Como hay tan pocos gestores que a largo plazo, a más de 10 años añadan valor y justifiquen sus comisiones. Lo inteligente es indiciarte y comprar el mundo en fondos índices.
 
Es que la gente aquí en España, que hasta un 80% son fondos distribuidos por las redes bancarias sigue prefiriendo ir a la India por 1000 euros cuando puede ir por 200 euros.  ¿Por qué nos empeñamos en pagar unas comisiones que no tienen sentido. Realmente es una paradoja.
 
¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la comisión de éxito en comparación con las comisiones habituales de los fondos de inversión?
La comisión de éxito tiene la ventaja de que si tienes una comisión de gestión muy bajita y si lo hacen bien cobras por ello, pues tiene mucho más sentido. Es que en España hay fondos Ibex que no baten nunca a su índice y que siguen cobrando el 2 o el 2,25% de comisión de gestión. Y no es la comisión real porque se añaden los costes de transacción –que luego se lo lleva el bróker de ese banco-. La banca está ganando de media entre un 2,5 o 3% en la industria de gestión de activos.  En España hay 250.000 millones de fondos de inversión.
 
Generalmente se tiende a pensar por parte de los usuarios que los fondos que mejor funcionan son los que tienen las comisiones más altas. ¿Es así o es una apreciación errónea que muchos usuarios se hacen?
El otro día salió un estudio de Morningstar que junto con SPIVA se demostraba que los fondos más caros son los que lo hacen peor, por las comisiones. Cuando es tan difícil batir a los índices, las comisiones es como llevar en la mochila piedras más gordas.
 
Este es un país muy curioso, es un país cobarde donde la gente teme decir lo que lo piensa que sufre un síndrome de Estocolmo bancario. Sabiendo que los bancos no te van a vender lo que te interesa, sigue la gente acudiendo a la sucursal cuando hay maneras de invertir mucho más eficientes, mucho más cómodas y mucho más baratas.  
 
Y en cuanto a fondos de inversión muchos inversores optan por invertir a través de fondos bancarios en vez de hacerlo a través de otras gestoras, pese a que las comisiones son más altas. ¿Tienen alguna ventaja los fondos bancarios frente a los de otras gestoras?
Pues que son más accesibles. Este es un país donde hasta hace dos años no existía la regulación de cuentas Omnibus. Una gestora nacional independiente no podía vender sus fondos en redes bancarias, cuando las extranjeras sí podían.
 
Aquí las gestoras pequeñas, independientes tienen que clonar sus fondos en Luxemburgo para poder vender  a otros países o a través de las redes bancarias. ¿Por qué no se hizo la regulación en su momento? Porque el lobby bancario impidió que se regulase este tema.
 
Por supuesto que hay buenos gestores, incluso en los bancos, pero al final el poder de las redes hace que se desprecie la auténtica gestión.
 
¿No considera que es necesario aplicar las comisiones de éxito?
Por supuesto. Creo que en España la gente joven está cada vez más informada, cada vez sabe más de estos temas y sabe comparar mejor y creo que en el medio plazo va a haber un boom de fondos índices y quedarán aquellos fondos que aporten valor –que son los menos- y poco más. Aquí el que no aporte valor va a ser más difícil y serán productos a extinguirse.