Tras la decisión de Janet Yellen, presidenta de la FED, de mantener el tipo de interés en niveles cercanos a cero, será a finales de año cuando tome esta decisión pues será  bueno que haya normalidad, reconoce Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet Wealth Management. 

La semana pasada, Yellen ¿Vigilará China o algún otro factor más?
La decisión de subir tipos o no ha sido una decisión muy reñida, ha sido casi un empate, a nosotros nos hubiera gustado que hubieran subido tipos ya porque habrían mandado mensajes de normalidad pero si lo miramos a medio plazo posiblemente será bueno pues aunque no de tranquilidad al mercado sí le puede mandar el mensaje de que está vigilando la economía mundial.

¿Cuál es la estimación de Pictet de cuándo puede subir tipos?
Si la situación económica sigue igual las primeras subidas de tipos serán en diciembre y 25 puntos básicos.

Porque la economía de EEUU va tal y como esperan las estadounidenses…
Se espera que cada vez se reduzca más el desempleo, estamos a niveles de desempleo estructural, la economía d la UE está creciendo cada vez más – creemos que podría llegar al 1,6% este año – y lo que vemos es que las economías de los países desarrollados crecen según lo esperado e incluso mejor.

¿Y las economías emergentes?
Puede dar algo más de tranquilidad pero es bueno que haya cierta normalidad y que volvamos a los ciclos normales de las economías pues, cuando están creciendo, para que no se desmadre la inflación tienen que empezar a subir tipos. Con lo que es bueno que se empiecen a subir tipos y probablemente en 2016 veamos una o dos subidas de tipos.

El otro factor determinante ha sido China, ha dado mucha inestabilidad porque se espera un cambio algo más bajo. ¿Cree que podrían completar las autoridades chinas este proceso sin caer en una crisis económica o financiera?
Está claro que China viene de una e conomía basa en exportación y gasto público a basarse en el consumo. El 40% es una cifra clave en China porque el consumo tan sólo supone este porcentaje y tiene un ratio de deuda sobre PIB también del 40%, con lo que todavía se puede seguir endeudando. Para nosotros lo más importante es la transición, estamos acostumbrados a crecimientos de doble dígito, pero todo lo que sea un crecimiento por debajo del 5% es un problema para ellos, con lo que las autoridades tienen que trabajar en ayudar a clarificar qué mora tienen los bancos y quizás recapitalizarlos. Si los comparamos con los bancos europeos y americanos, son los menos capitalizados a nivel mundial.

Esto será un proceso largo…

La economía china ha estado cambiando en los últimos 15 años y no creemos que todo este proceso vaya a durar meses. Se ha devaluado el Yuan, posiblemente veamos devaluaciones adicionales, se han bajado las reservas mínimas, se ha prohibido la especulación del sector inmobiliario… pero todavía hay que tomar medidas adicionales.

Junto a China hay otros factores, como las materias primas. Hemos visto que los flujos de inversión se han ido a la Eurozona, principal beneficiada de las caídas de los precios de las materias primas. ¿Seguirá siendo así?
Hoy los activos que más nos gustan son la renta variable europea, americana y algo de la Japonesa pero creemos mucho en la Zona Euro porque es donde las compañías están más atractivas con lo que podemos ver un flujo de inversión en próximos meses.

Es momento de construir carteras para estar en renta variable. Si hablamos de valoraciones, en 2016 el Eurostoxx600 podría estar a 13-14x beneficios que son valoraciones razonables. Nos gusta más la renta variable que la liquidez.

¿Cuáles serán los próximos retos que tengamos en próximos meses?
Tanto las elecciones catalanas como las generales no serán un factor desestabilizador de los mercados. Tenemos datos importantes en EEUU y en Europa, los que vengan de China y en la etapa de publicación de resultados empresariales, que las compañías sigan cumpliendo con las expectativas que tiene el mercado.
Nosotros creemos que será así, por eso apostamos por la renta variable.