David Galán, director de RV de Bolsa General, analiza la situación técnica de Endesa.

Se produce una fortísima caída en el 2007, que le lleva desde niveles de 24,50 hasta los 12 euros. Desde esos mínimos de finales de 2008 a principios de 2009, intenta hacer un fuerte rebote, volviendo casi a los máximos de 24 euros pero, desde ahí, observamos un auténtico desplome que no podemos dar por finalizado. La tendencia bajista rompe la directriz alcista principal, que marcaba los mínimos crecientes relevantes en el precio de los mínimos de 2008. Endesa, en el corto plazo, se mueve dentro de un claro canal bajista de máximos y mínimos decrecientes, dentro del cual podríamos establecer estrategias. Ahora está intentando hacer un rebote técnico desde la base del canal. De cara al medio plazo, nuestra recomendación pasa por estar fuera del título hasta que supere el techo del canal o se sitúe por encima de la media de 200 sesiones, que también funciona como resistencia. En el corto plazo tiene una resistencia en 13,40 euros, posteriormente en 13,85 y, mientras no supere estos niveles, no hay nada que hacer. De hecho, habría que vigilar a corto plazo el soporte de los 12,42 euros porque, de perderlos, dejaría una figura de doble techo con objetivo en los 11,50 euros.