Se cierra una semana en la que el Tesoro de las distintas economías ha sido protagonista. De un lado, Alemania que por primera vez en su historia dio tasas de interés negativa “que si descontamos una inflación en torno al 2% estamos perdiendo dinero si le prestamos al Estado alemán”. De otro, la sorpresa del Tesoro Español que ha conseguido casi el doble de lo estimado “a unas tasas inferiores lo que suponen buenas noticias para las bolsas porque parece que los inversores internacionales están refrendando las medidas que ha tomado el nuevo gobierno en nuestro país”, reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI.

Esta experta reconoce que “el sector financiero se enfrenta a una época difícil, lo hemos visto con entidades como Banesto que ha reducido un 77% su beneficio y, aunque consigue ganar dinero, ha tenido que dotar 400 millones de euros de provisiones extras”. Banco Santander ha conseguido el core capital pero el resto de bancos “tendrán que transformar las preferentes en acciones para poder reforzar sus ratios de capital. La barra libre está aliviando los vencimientos que tendría ahora la banca y precisamente con ese acceso a la liquidez se ha podido captar el dinero suficiente para no tener que acudir a unos mercados secundarios que siguen cerrados”.

Pero ¿qué ocurrirá con aquellos bancos que no tengan margen para aumentar las provisiones? Esta experta admite que se abrirá la segunda ronda de fusiones e integraciones en el sector. Antes de comenzar la integración de las cajas de ahorro teníamos casi 50 entidades “nos hemos quedado con 20 pero siguen siendo demasiadas. El último año se han cerrado 5.000 oficinas y esperamos que se cierren otras 5.000”. Los más grandes se tendrán que quedar con los más pequeños y “probablemente en los próximos 3 años nos quedemos con 5-6 entidades grandes, solventes y sólidas que puedan competir en los mercados europeos internacionales”.

En este escenario ¿hay que invertir en bancos? Pérez Frutos asegura que “hay que invertir en las entidades que mejor han hecho sus deberes, Santander, BBVA y La Caixa se destacan del resto.” Con los otros bancos podríamos jugar a que puedan ser comprados pero eso ya es especulativo. Este primer trimestre será el más difícil para la banca española porque seguiremos viendo medidas que les afectarán pero serán los valores estrella tras dos años realmente malos.

Renta variable porque la renta fija no nos da nada o nos quita la única forma de rentabilizar los ahorros. “Volvemos a insistir en la importancia de EEUU, recordamos que España y Alemania están muy baratos aunque seguiremos sufriendo tensiones hasta que Grecia termine de declarar si quiebra o no y si el contagio se puede extender”.


Estados Unidos ha sido la mejor bolsa en 2011 pero se ha quedado plana. “Su economía se está recuperando, les han ido quitando las ayudas, tenemos las elecciones con una recuperación del mercado de trabajo, recuperación de las empresas y un sector tecnológico que nos permite ser optimistas con la renta variable”.

Respecto al sector tecnológico, la directora de Dracon Partners EAFI admite que “mientras que los números sigan siendo los que son, Apple siga innovando, el regalo de navidades haya sido la tableta seguiremos teniendo en el sector una apuesta clara”. No están endeudadas, tienen mucha caja y si el mercado se tranquiliza podrían ser protagonistas de nuevos movimientos corporativos. La tecnología se ha convertido en el sector seguro y el financiero es el más arriesgado, más de apuesta.

En las divisas serán donde tengamos más opciones de jugar. En 1.20 dólares está alejado del fair value, cerca de 1.30. A los usa no les interesa tener un dólar fuerte porque les perjudica mucho con sus exportaciones. A poco que Europa se tranquilice, veremos al euro repuntar y tendríamos que cubrir la divisa americana para que no nos deje pillados el dólar.