1. ¿En qué sectores prefiere invertir?
El sector que prefiero es el financiero. Aquí encontramos una oportunidad fundamental para invertir en un sector que está mejorando gracias a Basilea III.

Y también gracias a Basilea III, como los bancos tienen que mejorar el valor de las acciones, la calidad de las acciones, tienen que desapalancar sus balances, y finalmente tienen que mejorar la calidad de los activos.

Desde el punto de vista de un inversor de crédito, encontramos todos los elementos para sentirnos cómodos en este sector.


2. ¿Tiene alguna compañía española en cartera?// ¿nos podría decir algún nombre de compañía española en cartera?
Si por supuesto, tenemos muchas empresas españolas en la cartera, bancos y todo tipo de compañías. En el momento que tuvo lugar la crisis periférica de 2011, vimos esta crisis como una oportunidad para invertir en España y también en Italia, en muy buenas compañías, aquí en España en compañías con muy buena diversificación geográfica. En ese momento merecía la pena obtener el rendimiento del bono soberano sin el riesgo país (o casi sin el riesgo país). Por tanto, ésta fue una inversión de gran convexidad para nosotros.

En cuanto a compañías españolas en cartera en este momento, en el sector bancario tenemos empresas como BBVA, Santander o CaixaBank. Tenemos algunos bonos cubiertos fruto de muy buenas inversiones que hicimos en 2012, y también invertimos en compañías tales como Telefónica, Iberdrola o Prosegur.


3. ¿Cómo afectan los bajos tipos de interés a este fondo y a las emisiones de deuda corporativa?
Hoy en día podemos decir que toda la estructura de la estrategia se basa en torno al contexto de tipos bajos en el que nos encontramos, el principal riesgo que existe hoy en día es un incremento de los tipos de interés. Por tanto tenemos que gestionar la curva de rendimiento para proteger los activos de un aumento de los tipos. Por esta razón toda la estructura gira en torno a esto, y la mayor parte de nuestras inversiones se encuentran en la parte más eficiente de la curva, que son los bonos con un vencimiento de 3 a 5 años.


4. ¿Qué tipo de inversor estaría interesado en invertir en este fondo?
Si un inversor quiere invertir en un fondo de convicción con un horizonte a medio plazo, basado en el análisis fundamental, en la macroeconomía, en las temáticas, en los emisores específicos, si un inversor está interesado en invertir en una cartera con estas características, los resultados están ahí como podemos ver. La regularidad de la rentabilidad en los últimos años está ahí, y gracias a eso hemos sido premiados en toda Europa, y especialmente aquí en España, donde hemos recibido el premio de Expansión al mejor fondo en nuestra categoría, el año pasado y también este año.


5. ¿De qué calidad crediticia prefiere los bonos?
Para compensar cualquier riesgo de un incremento de los tipos de interés, necesitamos obtener rendimiento, y obtener rendimiento hoy en día es capturar la prima de riesgo. Por tanto, concentramos la mayor parte de la cartera en el rango de calificación triple B, y diversificamos la otra parte en nombres high yield y en compañías sin calificación crediticia. No obstante, evitamos los emisores de más alta calidad triple A, doble A, y tenemos sólo una pequeña parte de la cartera en emisiones A.


6. ¿Por qué Francia, Italia y España son los países con mayor ponderación en el fondo?
En cuanto a Italia y España es bastante simple, en lo relativo a la crisis europea estos países constituyeron una oportunidad para nosotros de encontrar muy buenas inversiones. Lo he hemos visto durante esta crisis es que los fundamentales de muchas compañías españolas e italianas no se han deteriorado, y hoy en día todavía tenemos prima de riesgo en estas compañías respecto a las mismas compañías en los países centrales. Por tanto como los fundamentales no se han deteriorado todavía encontramos oportunidades y vemos aún interés en invertir en ellas. No es la misma oportunidad que era en 2012, pero todavía queremos mantener el “carry” de está prima de riesgo adicional.

Respecto al fondo, estamos en línea con el mercado, no específicamente sobreponderados. Hay muchos bonos franceses en el mercado global, y nosotros podemos encontrar buenas oportunidades en el mercado francés ya que conocemos muy bien a los emisores, por lo que encontramos todavía oportunidades. Para compensar la exposición que tenemos a los bonos en Francia, hemos cubierto de forma global los bonos soberanos; hay más valor relativo cubierto que el que tenemos en Alemania, teniendo en cuenta que el diferencial entre el bono a 10 años francés y el bono a 10 años alemán está en sólo 50 puntos básicos hoy, por lo que pienso que hay buena convexidad para cubrir parte de la exposición a Francia.